es un poco complicado

Crédito: helena-lopes-PGnqT0rXWLs-unsplash

En 2014, redujimos el tamaño de nuestra casa cambiando a un condominio como nuevos padres del “nido vacío”. Todos nuestros hijos vivían en otros estados y queríamos un lugar más pequeño, fácil de cuidar y seguro para viajar, para nuestra nueva etapa de la vida. Teníamos una oficina, una habitación de invitados y una combinación de cocina/sala de estar de concepto abierto, suficiente para nosotros dos.

Avancemos rápidamente hasta 2020… el coronavirus ha cambiado la situación a que cuatro de nosotros estamos viviendo y trabajando desde nuestra pequeña casa, a menudo con una adicional y su dulce perrita tipo beagle durmiendo en el sofá. Los escritorios de oficina están ya en el pasillo. El dormitorio de invitados se ha convertido en un estudio de grabación. El concepto abierto en la planta baja juega tira y afloja entre dormitorio y las interrupciones del café de la mañana y las vespertinas de televisión con la familia. La educación en línea y las llamadas en conferencia buscan desesperadamente por espacios tranquilos y se batallan por mas ancho de banda.

La vida ha cambiado dramaticamente.

Somos una familia que se ama profundamente y somos conocidos como unos que requieren poca atención cuando residimos temporalmente en lugares fuera de casa.

Pero esto es diferente.

Esto no es una vacación o una visita amistosa voluntaria. Aunque algunos de nosotros habíamos elegido vivir juntos antes de la crisis del virus, ahora este acuerdo lleva el descriptor de “tenemos que“. Tenemos que permanecer adentro lejos de los demás, tenemos que ir a la escuela y trabajar desde casa, tenemos que hacer esto por… nadie sabe cuánto tiempo.

Y estamos todos juntos en este lugar con las presiones adicionales de los temores del desconocido, los problemas de salud, los desafíos de obtener alimentos y suministros, las separaciones de amigos y las restricciones de las rutinas que nos dan vida.

Todos nos estamos ajustando a nuestra manera. Nuestras personalidades y preferencias se topan unas con otras ocasionalmente. Bueno, a menudo. Algunos se sienten solos. Otros, claustrofóbicos. Algunos temen que serán la causa de la enfermedad familiar.

Existen muchos sentimientos más
que ni siquiera se pueden identificar todavía.

Una cosa en común entre todos nosotros: estamos comprometidos a superar esto juntos y superarlo después de haber aprendido y crecido, y – con la gracia de Dios – salir del otro lado como mejores personas los unos para los otros y para nuestro mundo.

Algunas de las cosas que han sido de ayuda hasta ahora:

  • La comunicación: Tener una “plática de casa” – Preguntamos ¿Cómo estamos todos emocionalmente, logísticamente? Hablamos de nuestros sentimientos y también de cuánto de la interacción externa y las invitaciones internas nos hacen sentir incómodos. Tenemos la intención de reunirnos de esta manera regularmente para evaluar el bienestar de todos.
  • La resolución de los conflictos: Nombramos los problemas. Cada uno de nosotros es muy diferente y respondemos de manera diferente al estrés. Queremos darnos gracia el uno al otro y no esperar que todos reaccionemos de la misma manera. Estamos intentando resolver las irritaciones y las faltas de comunicación rápidamente.
  • La consistencia: He leído que los horarios regulares de vigilia y devoción/reflexión, de ejercicio y alimentación, en la medida de lo posible, son útiles cuando están confinados en el hogar.
  • La creatividad: A medida que consideramos nuevas opciones, han surgido nuevas formas digitales de trabajo y educación, nuevos métodos de compra en línea, nuevos arreglos de los muebles de la casa y experimentos interesantes con nuevas recetas para usar lo que está a la mano.
  • Las conexiones: El uso de la tecnología visual para conectarnos con amigos y familiares no llena nuestro vacío de distanciamiento social, pero nos ayuda a ver realmente las sonrisas… y las lágrimas. Oramos por quienes nos cuidan con las atenciones médicas, los que realizan trabajos esenciales y los que se enferman o los que intentan desesperadamente evitar ese riesgo.
  • La creación y el sol: Estamos saliendo lo más posible. Para algunos de ustedes, una ventana abierta de corta duración puede ser todo lo que pueden manejar. Unas respiraciones profundas mientras estoy allí disminuyen mi ritmo cardíaco y calman mi alma.

Estoy seguro de que tu vida ha cambiado bastante en las últimas semanas. ¿Qué te ayuda a manejar tu nueva realidad?

prosperando en la transicíon

stepping stones

Photo credit: ffela / Foter / CC BY-NC-SA

transición. movimiento. novedad. diferente. mudanza. cambiar. pasaje

La semana pasada me uní a algunos compañeros de equipo para ofrecer una cena y discusión para los que han venido a trabajar en nuestra oficina de otros países. Todos habíamos experimentado un traslado a un nuevo lugar y había mucha empatía expresada. Hablamos de las emociones, la información, las dificultades y lo que nos ayudó en el proceso.

 Mientras que las transiciones pueden ser dolorosas,
son una fuente de creatividad, crecimiento y transformación.

~ Linda Naiman

Ningún transición es fácil – no importa si se trata de un país nuevo o un nuevo trabajo, nueva ciudad, o una nueva etapa de la vida. Aquí hay algunas cosas que he aprendido que nos ayudan a prosperar, incluso durante un tiempo difícil de cambio:

  • Desarrollar el optimismo – Sé realista, pero también optimista. Las personas optimistas tienden a ver los problemas como temporales, controlables y específicos a la situación, mientras que los pesimistas creen que los problemas son permanentes, incontrolables y socavarán TODO lo que hacen. La perspectiva sana es poderosa. ¿Cómo percibes la transición?
  • Encontrar significado y propósito, incluso en tiempos difíciles – Mantenerte conectado con las personas importantes en tu vida o hacer algo para ayudar a los demás disminuye el énfasis en el dolor personal y la tentación de la autocompasión. ¿Qué podrías hacer para alguien más?
  • Tomar el control – Centrarte en lo que PUEDES hacer – pasos chiquitos, pequeñas cosas, tu cuidado personal: el sueño, el ejercicio, la nutrición; tiempo de calidad a leer o orar. ¿Qué es algo positivo que puedes hacer hoy?
  • Ser creativo – La expresión creativa tiene el poder de sanar las emociones, bajar el estrés y nutrir el alma. Cuando nos entregamos completamente a un proceso creativo, nos relajamos y refrescamos nuestra energía para el proceso de transición. ¿Qué proceso creativo podrías disfrutar en tu nuevo lugar?
  • Improvisar – Las personas resilientes saben cómo resolver problemas utilizando una variedad de materiales disponibles. ¿Te acuerdas de la película, Apolo 13? Los de control de misión ayudaron a la tripulación de la nave espacial utilizar piezas de repuesto para proteger su aire limitado y regresar a la tierra de forma segura. ¿Qué podrías improvisar hoy para satisfacer una necesidad o llenar un vacío causado por el cambio?

¿Hay algo más que le agregarías a esta lista? Algo que te ha ayudado pasar por el cambio y las transiciones?

enfrentando los retos futuros

googleHace casi dos años, mi organización hizo un cambio importante al escoger a Google como nuestro plataforma de correo electrónico y para los archivos y los calendarios compartidos. Ha sido un gran dolor de cabeza para algunos y una inmensa alegría para otros. Me caigo más hacia el lado de alegría, a pesar de que ha sido una curva de aprendizaje empinada para mí también.

Me encanta aprender lo nuevo y aprecio mucho los sistemas que me ayudan a interactuar con otros – incluso a nivel mundial – mientras trabajamos, por eso Google me convenció. Creo que Google ha descubierto algunos principios clave que pueden hacer una gran diferencia en el futuro. Aquí están algunos de ellos:

  • El poder ha transferido de la organización al cliente/consumidor y las expectativas son más altas que nunca. No podemos ofrecer un producto mal, al menos no por mucho tiempo. Las valoraciones bajas triunfan la mercadotecnia especial. Hoy en día, los productos buenos ganan.
  • La mayoría de las organizaciones se arreglan para minimizar el riesgo, no para maximizar la libertad y la velocidad. Tenemos la tendencia a acumular información y restringir el poder de toma de decisiones. Necesitamos mover y cambiar más rápido. Necesitamos soltar y empoderar.
  • Necesitamos más “Creativos Inteligentes” – personas que combinan el conocimiento técnico, la experiencia empresarial y la creatividad. Ellos pueden hacer cosas increíbles y tienen gran impacto. Necesitamos reclutar a estas personas y proveerles un ambiente para que prosperen.
  • Los Creativos Inteligentes les gustan la autenticidad, los equipos pequeños, los planes que ofrecen libertad y fluidez, la participación en la toma de decisiones, MUCHA comunicación, las metas locas, los prototipos y la libertad a fracasar.

La comunicación es tan importante como la toma de decisiones,
y al igual que la toma de decisiones,
la mayoría de los líderes piensan que lo hacen bien.
Ellos son en su mayoría equivocados.

Estos principios me retan cuando pienso en mi trabajo y cómo veo las ideas y las opiniones de las generaciones venideras… incluso las de mis hijos.

Si quieres pensar más acerca de estas ideas, disfrutarás de la siguiente presentación de SlideShare. Esta es la base de mi contenido de arriba.


¿Qué crees son unos principios clave para los líderes y las organizaciones al avanzar hacia el futuro?

aventura de una noche

empty airportEstaba anticipando la boda y la reunión familiar durante meses. Todos mis hijos llegarían desde diferentes lugares para unos días preciosos de diversión y celebración. Organizamos los vuelos para que mis dos hijas llegaran cerca a la hora nuestra para recogerlas fácilmente del aeropuerto. Escogimos vuelos de conexión con una hora entre – el tiempo justo para llegar a la nueva puerta de salida; pero no demasiado tiempo esperando en los vestíbulos del aeropuertos. Todos los detalles pensados. Todo bajo control.

¡Ja! Debería haber sabido mejor. Nunca es tan fácil…

Mi marido y yo partimos en nuestro primer vuelo a 20 minutos de retraso. Corrimos a nuestro siguiente puerta – somos viejitos para hacer eso – pero a toda velocidad llegamos a nuestro vuelo a tiempo. Nuestro equipaje no fue tan afortunado.

Mi hija mayor aprendió en el mostrador que su vuelo fue redirigido a otra ciudad, y su conexión llegaría un par de horas después de lo previsto. No fue tan gran inconveniencia – sólo una vuelta adicional no planificada al aeropuerto. Iríamos a recoger nuestro equipaje de todos modos.

Fue mi “bebé” que tenía la situación más difícil. Su primer vuelo también partió tarde por alguna razón desconocida. Aunque ella y otros dos de su vuelo se precipitaron por el aeropuerto para la conexión y llegaron con 10 minutos de sobra, una tormenta inminente motivó a la tripulación a despegar 10 minutos antes(!)… y dejaron los tres pasajeros atrás.

IMG_0678Mi hija llamó cansada y frustrada mientras esperaba en la fila para una asignación de asiento en el próximo vuelo. Así comenzó nuestra saga. El avión iba a despegar en un par de horas, pero como el viento, la lluvia torrencial y la oscuridad descendieron, el vuelo se retrasó… y se retrasó… y se retrasó de nuevo. Por fin, con un cambio de puerta, un nuevo piloto y muchas horas más tarde, ella me envió un mensaje diciendo que había abordado su vuelo. (¡qué alivio!)

Pero… minutos más tarde, una llamada confirmó lo peor. El piloto hizo un anuncio en el avión que él ya tenía demasiadas horas trabajando en el día. Él no pudo volar esa noche… ni los pasajeros.

Todos se quejaron mientras recogieron sus pertenencias y abandonaron el avión a formar filas largas y enojadas en los mostradores para escuchar las opciones… del día siguiente. Cuando mi hija finalmente recibió un asiento en un vuelo – a las 6:00 pm (!), era media noche. Muchas otras personas se quedaron varadas. Todo hotel cercano estuvo lleno, y yo no quería que saliera sóla del aeropuerto.

El aeropuerto sería su refugio. Agradecida por unas cuantas mantiitas del aeropuerto amontonadas en los pasillos vacíos, mi dulce niña hizo una cama en una esquina que ella me aseguró estaba iluminada y segura. Prometí mantener el teléfono a mi lado. Yo pude “solo” orar, nada más. No me gusta eso. Ninguna de nosotras dormimos mucho. La mañana no pudo llegar lo suficientemente rápido.

IMG_0681A las 6:00 am, un compañero patrona de McDonalds amigablemente la saludó con: “Parece que también durmiese aquí anoche.” Al menos tenía la compañía, algo de comida y unas listas de espera de vuelos que podría intentar antes de la tarde.

Una vez más, vigilamos a cada vuelo con apps, mensajes de texto y emoción hasta – milagrosamente – ella abordó el segundo vuelo de stand-by y ¡estaba en camino a la fiesta!

Yo estaba encantada de reunirme con ella en el aeropuerto con un gran abrazo! Yo también estaba muy orgullosa de su nivel de pensamiento racional, emociones estables, buena actitud, y sabiduría instintiva para adaptarse al cambio de planes.

Me gustaría poder decir que siempre respondo igual de bien.

¿Cómo manejas los cambios y las situaciones fuera de tu control?

nostalgia del nuevo coche

20130715-130443.jpg
Vamos a vender el coche y comprar otro. Eso pasa todo el tiempo. No es gran cosa para muchas personas, pero otras lo entenderán cuando digo que esto es un poco de una montaña rusa emocional para mí. No me malinterpreten… Estoy muy emocionada de tener un (semi) nuevo coche. Es el tamaño, con las millas, el precio, e incluso el color que queríamos. Estamos comprando de un distribuidor de buena reputación y aún ellos nos van a comprar nuestro coche viejo – ¡así de fácil! Entonces, ¿cuál es mi problema?

Vender el coche “viejo” es el problema. El asunto es que el coche anterior está lleno de recuerdos… muchos años lleno de recuerdos. El coche viejo fue un regalo milagroso de amigos muy especiales. Se ha llevado a toda mi familia – y también varios amigos – hacia y desde nuestra casa internacional más veces de las que puedo contar. Ha estado lleno a rebosar en el camino a las conferencias, retiros, vacaciones y viajes escolares.

El coche ha transportado nuestros tesoros de ventas de garaje, numerosas podías-ayudarme-mover-mis-cosas y todas las pertenencias de nuestros hijos cuando los dejamos en la universidad. El verano pasado, nos tomamos nuestro último gran viaje de la familia (loca) en el coche – siete de nosotros y un perro – de Colorado a Wisconsin para visitar a la madre de mi marido justo antes de que ella murió.

Sí, el coche está lleno de recuerdos. Los recuerdos de un tiempo pasado cuando todos mis hijos estaban en casa conmigo. Ahora el coche es demasiado grande para solamente mi marido y yo. Se está poniendo viejo – como nosotros – y comienza a descomponer más a menudo – como nosotros… es tiempo para un cambio.

Estoy segura de que sólo unas pocas horas en el nuevo coche me va a convencer. Es más pequeño, más práctico, más eficiente con la gasolina, más moderna… justo para nuestra nueva vida. Será muy bien – incluso bueno para nosotros – pero voy a extrañar el viejo coche… y voy a estar agradecida por los recuerdos.

¿Qué es lo que te hace recordar? ¿Hay cosas que te han sido emocionalmente difíciles dejar atrás?