una reflexión fin de año

sunrise Es tranquilo esta mañana. Nadie está despierto… y no es temprano. Un poco diferente de ayer. Podía sentir como desilusión después de toda la actividad, pero este año para mí, siento paz.

Fue un buen día ayer – no perfecto, no exento de momentos de tensión, faltaban algunas personas especiales, pero un buen día. Una reflexión de Navidad comenzó la mañana; abrazos familiares, sonrisas y regalos bien pensados endulzaron las horas, deliciosas comidas y postres caseros llenaron cada lugar vacío, juegos divertidos causaron ​​muchas risas, padre e hijo tocando música juntos terminó la noche… un buen día en total.

Me siento reflexiva en este inusual silencio. Recordando los días pasados​​. En este época del año pasado, mi mamá acababa de oír de su cáncer terminal… pero ella estaba con nosotros este año… más débil, más delgada, pero sin dejar de sonreír y hornear y comprar detallitos… ella es un regalo para nosotros.

Este año trajo viajes a lugares extranjeros – África, Turquía, el Reino Unido – donde nunca había estado antes. Nuevos amigos. Equipos. Grandes líderes. Esperanza para las naciones. Me encanta mi trabajo.

Hicimos nuevos amigos. También familiares y amigos de mucho tiempo nos visitaron en la Florida. Comenzamos la aventura de explorar nuestro nuevo hogar. Espero que muchos más vengan y pasen tiempo con nosotros en nuestro nuevo lugar en el próximo año.

Nuestros hijos asumieron nuevos desafíos… y me asombraron con sus logros. Son verdaderamente dotados y bendecidos. No puedo vivir vicariamente a través de ellos, porque yo nunca imaginé haciendo las cosas que hacen. Estoy orgullosa de ellos y de sus sueños.

Tuvimos que decir adiós de nuevo. El padre de Steve se unió a su madre en la eternidad. Cantamos su canción favorita anoche y lloramos un poco. Antes en el día, mi cuñado voló a ayudar a su madre que acaba de perder a su marido. Los adiós son difíciles. Los recuerdos ayudan a sanar el corazón.

He sentido mucho mayor este año. Físicamente ha sido más difícil mantener la salud y tomar decisiones sabias. Asusta pensar que sólo se va a poner más difícil. Ver a mi padre fallar y el tomar las decisiones difíciles para su cuidado con mis hermanos nos está estirando.

Con todo, estoy en paz con este año. Elegí “coraje” como mi palabra para el 2013 y lo he necesitado todo el año. Lo he visto demostrado en otras personas. Fue una buena elección.

Ya estoy pensando en el año que viene.

Y para ti… ¿Cómo fue tu año 2013? ¿Estás listo para el 2014?

recuerdos y memorias

photoElla habría estado en el porche esperando y observando ansiosamente nuestra llegada. Habría caminado lentamente sobre las rocas de grava a la zona de estacionamiento a dar un abrazo a cada uno cuando salimos de las puertas del coche. Con una sonrisa dulce y gentil, habría comentado lo que cada niño ha crecido, lo bien que se veía y habría expresado lo contenta que estaba de que estábamos aquí… pero ella no estaba allí esta vez.

La casa está tranquila sin ella, pero su presencia está en todas partes: sus obras de costura en las paredes, sus fotografías en el refrigerador, sus chaquetas todavía colgadas y ocasionalmente prestadas para tomar un paseo por el sendero.

Conversaciones con frecuencia recurren a ella… “Debe ser extraño para ti estar aquí…”, “Primera vez de regreso desde…”, “Yo también la extraño…”. Los ojos se llenan de lágrimas.

La extrañaba sobre todo en la cocina, donde a menudo estaba, elaborando el café de la mañana, preparando un aperitivo o una comida completa, contestando el teléfono, tomando notas, terminando crucigramas, siempre con una cálida bienvenida cuando llegamos de las escaleras. Probablemente habría horneado un pastel para la visita especial de su primogénito… pero no hubo pastel de bienvenida este año.

La extrañaba en la fogata también. Cómo se reía de las travesuras de los perros y las personas. Cuánto le gustaba escuchar la música. Ella sonreía con tanto orgullo y complementaba cada músico a su vez. Ella cantaba junto con los cantos favoritos y escuchaba con atención a las nuevas melodías. Este año, Abuelo estaba sentado solo en la hoguera.

Abuelo es tan triste y perdido sin ella. El amor de su vida se ha ido y la vida se siente vacía y sola y larga.

Yo entiendo. Yo también la extraño. Su vida fue un legado. Sé que está en un buen lugar con no más enfermedad o herida, pero eso no disminuye nuestro dolor aquí. Sólo ha pasado un año, pero su ausencia se va a sentir para siempre.

¿Has perdido a alguien especial? ¿Hay lugares o momentos especiales que te recuerdan a ellos?

escribir tu foto-reporte del año nuevo

“Muy pocos tendrán la grandeza de cambiar la historia; pero cada uno de nosotros podemos trabajar para cambiar una pequeña porción de eventos, y en el total de todas estas acciones se escribirá la historia de esta generación.”
              Robert Francis Kennedy ( E.U. Fiscal General y asesor, 1925-1968)

El Año Nuevo es un muy buen momento para nuevas ideas. Yo ya escogí mi palabra para este 2013, pero hay otra cosa nueva que quiero probar este año. Escuché de esta idea al principio de nuestra asignación de un año, pero creo que puede aplicarse muy bien al inicio de este año nuevo tambien.

pens morguefileLa idea es tomar un tiempo y escribir un tipo de reporte de dónde estás hoy. Esto puede incluir la etapa de la vida, retos personales, emociones, proyectos, ideas, sueños o preocupaciones por tu familia, amigos o trabajo. No hay ninguna regla para esto, sólo escribe acerca de quién eres y qué estás haciendo ahora.

Después, archiva el documento (o tu nota digital)… hasta el próximo año por estas fechas. No es un plan, así que no tienes que verlo, referirte a él o editarlo en todo el año. Es un simple registro, una foto, un recuerdo. Para mí es difícil recordar qué estaba pensando y/o sintiendo hace unos días, o incluso hace unos momentos, si no lo escribo. Este reporte va a capturar y guardar la realidad de hoy.

En un año, va a ser muy interesante revisar la historia guardada. ¿Qué va a haber cambiado? ¿hubo sorpresas? ¿interrupciones? ¿progreso? ¿retos mejores de los que esperabas? ¿hubo crecimiento? ¿sanidad? ¿metas completadas? ¿o al menos algunos pasos hacia un sueño?

Se dice que por lo general se sobrevalora en gran manera lo que podemos lograr en un día… y que se subestima en gran manera lo que se puede lograr en un año.

Esto podría ser una buena y simple manera de observar lo que pasa en un año. Yo voy a escribir mi foto-reporte esta semana… ¿vas a escribir el tuyo también?