courage – a word for 2013

Courage File Drawer Label Isolated on a White Background.

Do you ever need courage?

I have chosen courage as my word for 2013.

Last year I picked the word authentic; I have tried to be authentic with my fears, emotions, needs… and also with what I wrote here on this blog.

This year I know I am going to need courage…

My family is facing my mom’s terminal cancer diagnosis. We will need courage to face death bravely so that we are thoughtful and thorough in our help and preparations. A lot of people are afraid of dying… and afraid of pain… and afraid of loss. My mom and family will face those fears; I don’t want my fears to make it any worse for them… I will need courage to face the crisis and challenges this year brings. 

Crisis can cause a lot of stress in the relationships for those involved. When there is stress in my life, I often react with impatience and criticism of my husband, my family and my friends. I sometimes pull away and isolate myself with an “I’m the only one who______” attitude. I am often too tired emotionally to make the effort to face conflict for fear of getting hurt or making things worse. I will need courage in my relationships.

This next year will bring a lot of change for me. We will move again and change jobs, since our assignment this year is a temporary situation. This may involve a trip across town and a new desk, or it might mean a different state or even a different country. It will certainly mean more work, some sad good-bye’s, meeting new people and learning new things. I will need courage to accept and adjust to the changes.

Finally, I think about me – my character, my personality, my strengths and weaknesses, my faith. A times, the scariest thing of all is doing a good, deep look inside and evaluating what I see. It is easier to stay busy running from one thing to another and miss time to reflect on: Who am I? Am I satisfied with who I am now? What do I need to change? Where do I need to grow? I am going to intentionally slow down this year and leave some time for this kind of reflection. I will need courage to grow personally.

So courage is my word for 2013.  Please follow along and see how this word gets worked out in 2013!

And for you? Have you taken some time to think about what you need or want for 2013? What is your word?

coraje – una palabra para 2013

Courage File Drawer Label Isolated on a White Background.¿Alguna vez has necesitado coraje?

He escogido coraje como mi palabra para el 2013.

El año pasado escogí la palabra auténtico; he intentado ser auténtica acerca de mis miedos, mis emociones, mis necesidades… y también con lo que escribí aquí en mi blog.

Este año sé que voy a necesitar coraje…

Mi familia está enfrentando el diagnostico de cáncer terminal de mi mamá. Vamos a necesitar coraje para enfrentar la muerte con valentia, para ser considerados y meticulosos con nuestra ayuda y los preparativos. Mucha gente tiene miedo de morir… y miedo del dolor… y miedo de la pérdida. Mi mamá y mi familia enfrentarán estos temores; no quiero que mis temores empeoren las cosas para ellos… Necesitaré coraje para enfrentar las crisis y los desafíos que traerá este año.

Las crisis pueden causar mucho estrés en las relaciones con los que están involucrados. Cuando tengo estrés en mi vida, muchas veces reacciono con impaciencia y crítica hacia mi esposo, mi familia y mis amigos. A veces me aislo a mí misma con una actitud de “Yo soy la única que _____.” Frecuentemente estoy muy cansada emocionalmente para hacer el esfuerzo de enfrentar el conflicto por temor a salir lastimada o empeorar las cosas. Necesitaré coraje en mis relaciones.

Este próximo año traerá muchos cambios para mí. Nos vamos a mudar de nuevo y cambiaremos de trabajo, ya que nuestra asignación este año es temporal. Puede ser que requiera un viaje al otro lado de la ciudad y un nuevo escritorio, o puede significar irse a un estado diferente o hasta a otro país. Definitivamente significará más trabajo, más despedidas tristes, conocer nuevas personas y aprender cosas nuevas. Necesitaré coraje para aceptar y ajustarme a los cambios.

Finalmente, pienso en mí – en mi carácter, mi personalidad, mis fortalezas y debilidades, mi fe. A veces, lo que más miedo me da es mirar profundamente dentro de mí misma y evaluar lo que veo. Es más fácil mantenerse ocupado corriendo de una cosa a otra y no tener tiempo para refleccionar en: ¿Quién soy? ¿Estoy satisfecha? ¿Qué necesito cambiar? ¿En qué necesito crecer? Este año, intencionalmente, voy a bajar el ritmo y dejar tiempo para este tipo de reflexión. Necesitaré valor para crecer personalmente.

Así que coraje es mi palabra para el 2013. ¡Por favor sigue conmigo para ver cómo esta palabra se desenvuelve este 2013!

¿Y tú? ¿Te has tomado un tiempo para pensar acerca de lo que quieres o necesitas para el 2013? ¿Cuál será tu palabra?

la vida de cabeza

squirrel web

Las ardillas viven mejor cuando andan arriba o alrededor de los árboles… y corren libres… afuera.

Esta pequeñita vio su vida transformada cuando se quedó atrapada en una ventana del porche de la casa club de la unidad de departamentos donde vivimos. No es el mejor lugar para una ardilla. Fue ines-perado. Espeluznante. Algo que cambia la vida.

Mi vida cambió esta Navidad también. Hace algunos días, mi mamá tuvo una cirugía de emergencia para extirparle un tumor y los doctores le diagnosticaron cáncer terminal. Las opciones de tratamiento son feas y el tiempo es incierto. Su vida ha sido puesta de cabeza… igual para su esposo, sus hermanas, sus hijos, sus amigos. Ya escribí un post anticipando una Navidad diferente este año; sólo no esperaba esta clase de diferente.

Para ser honesta, mi cabeza y mi corazón están cubiertos por un tipo de neblina. Es muy difícil procesar las emociones y al mismo tiempo tener que vivir en medio de los festejos navideños –que ahora tienen añadido un sentido de urgencia e importancia.

¿Cómo vivir esta vida toda de cabeza? Estoy aprendiendo día a día… acerca del cáncer, acerca de mi mamá, de mi familia y de mí misma. Habrá muchas lecciones más mientras vamos avanzando, pero tengo algunas en mente ahora que me gustaría compartir contigo…

Apoyarse en la comunidad 

No sé que haría sin el apoyo de nuestra familia y amigos. Las oraciones, las llamadas, las notas y los ofrecimientos de ayuda son invaluables y fortalecen nuestras almas. No es fácil para ninguno de nosotros pedir ayuda, pero no podemos ser “Llaneros solitarios” en esto y no apoyarnos en los demás. No hay tiempo para dejar que nuestro orgullo se interponga.

Trabajar en la comunicación

El estrés de una cirugía inesperada y un diagnóstico horrible causan tensión entre los miembros de la familia cuando cada uno está tratando de ayudar a su manera. Agotamiento, emociones, y diferentes personalidades, opiniones y disponibilidad causan malos entendidos y conflictos. Mi familia está intentando con mucho esfuerzo creer lo mejor, clarificar las dudas, dar gracia, y respetar los intereses y las necesidades de cada uno. No es fácil, pero no queremos dañar nuestras relaciones en el proceso.

Crecer en compasión

No creo que mi familia haya tenido una Navidad interrumpida por una tragedia como ésta… pero otros ciertamente la han tenido. Usualmente la pasamos felices comprando regalos, preparando comida, caantando y jugando sin pensar en aquellos que están pasando las fiestas en el hopsital o en una funeraria. Este año, sé lo que se siente tener poco interés en fiestas, en regalos o en la comida mientras el transtorno emocional adormece mis sentidos. Siento empatía por quienes están tristes ahora y espero estar más consciente y ser más considerada en el futuro de que mientras algunos están celebrando, otros están sufriendo o luchando.

Durante este espantoso e inesperado tiempo que cambia la vida, atesoro los momentos más profundos con fe y con la familia. Estoy agradecida por nuestra red de amigos y apoyo. Estoy aprendiendo y creciendo como resultado de tener la vida de cabeza.

Aprecio sus oraciones por mi mamá y mi familia. Por favor comparte las lecciones que hayas aprendido cuando tu vida estaba de cabeza…

upside down life

squirrel webSquirrels do best in or around trees. Running free. Outdoors.

This little guy found his life turned around when he got stuck inside the screened porch of the club house of our apartment complex. Not a good place for a squirrel. Scary. Unexpected. Life-changing.

My life changed this Christmas too. A few days ago, my mom had emergency surgery to remove a tumor, and the doctors declared it terminal cancer. Treatments options are ugly and time is uncertain. Her life has been turned upside down… the same for her husband, her sisters, her children, her friends. I had already written a post anticipating a different Christmas this year; I just didn’t expect this kind of different.

To be honest, my head and my heart are in a sort of fog right now. It is hard to process the emotions and still live in the midst of Christmas festivities – now with an added urgency and importance.

How do I live this new upside down life? I am learning day by day… about cancer, about my mom, about my family, about myself. There will be many more lessons as we go, but I have a few in mind now that I thought I would share with you…

Lean on community 

I don’t know what we would do without the support of our family and friends. Prayers, calls, notes, offers of practical help are all invaluable and give strength to our souls. It is not easy for any of us to ask for help, but we cannot “Lone Ranger” this one without leaning on others. This is not time to let our pride get in the way.

Work at communication

The stress of an unexpected surgery and a horrible diagnosis is causing tension between family members who each try to help in their own way. Exhaustion, emotions and different personalities, opinions, and availability cause misunderstandings and conflict. My family is trying very hard to believe the best, clarify doubts, give grace, and respect the interests and needs of each one. It is not easy, but we don’t want to lose our relationship in the process.

Grow in compassion

I don’t think my family has ever had a Christmas disrupted by a tragedy like this… but others certainly have. We usually go about our merry way buying gifts, preparing meals, and playing games without a thought for those who are spending the holidays in the hospital or at the funeral home. This year, I know what it’s like to feel little interest in parties, gifts, or food as emotional upheaval dulls my senses. I have empathy for those who are hurting now, and I hope that I will be more aware and thoughtful in the future that while some celebrate, others are suffering or struggling. 

During this scary, unexpected, life-changing time, I treasure the deeper moments with faith and family. I am grateful for our network of friends and support. I am learning and growing because of this upside down life.

I appreciate your prayers for my mom and my family. Please share any lessons you have learned when your life was upside down…