¿cómo quieres ser recordado?

Bob Morgan memorial

¿Cómo quiero ser recordada cuando yo muera? No es algo que pienso muy a menudo… o quiero pensar.

Sin embargo, el asistir a un servicio memorial este fin de semana pasado me hizo pensar en las cosas que muchas veces estoy demasiado ocupada como para tener en mente.

Mi suegro falleció hace un par de semanas (cerca de un año después de su amada esposa, Nancy) y nos reunimos por un tiempo muy especial con la familia y los amigos para compartir historias, abrazos, lágrimas y tiempo juntos. La comida, la música y los recuerdos llenaron los días. Recordamos a Bob como familiar, amigo, entrenador y fiel esposo.

La vida de Bob no comenzó sin desafíos. Su padre abandonó a la familia cuando Bob era joven y Bob vagó por las calles sin supervisión con sus amigos “los ratas del río”. Hay un montón de historias sobre sus aventuras y travesuras… y probablemente algunas que siguen siendo secretos! Bob le dió el crédito a los marines y al baloncesto por cambiar su vida, enseñándole la disciplina, los valores y el compromiso que caracterizó su vida posterior.

En el memorial de Bob, vimos pancartas de fotografías y presentaciones de video y escuchamos algunas de sus canciones y personas favoritas compartir sobre su vida. Viviendo más de 80 años, Bob dejó un legado duradero.

PERSONAL – Bob invirtió su vida con pasión en las cosas que amaba y disfrutaba. Bob sirvió con valentía y orgullo en los marines. Después de su período de servicio, Bob dedicó su vida a su amor por el baloncesto. Jugó en la universidad y luego entrenó durante muchos años; en 1971 ganó el campeonato de baloncesto de los chicos de la secundaria del estado de Wisconsin… y muchos años después, salió de su retiro para entrenar a un equipo de niñas de una ciudad pequeña, que nunca habían ganado, y las llevó a su única temporada ganadora. A Bob le encantó el “Lago”: la pesca, paseos en pontón y las vistas espectaculares de temporada desde su porche. También le gustaba todo tipo de música y cantó y tocó con entusiasmo a lo largo de los años con sus amigos y familiares. Él era famoso por cantar karaoke la canción “What a Wonderful World” (Qué mundo maravilloso) al estilo Louis Armstrong, y lo cantamos en su servicio.

¿Qué te apasiona?
¿Estás invirtiendo tu tiempo, tus habilidades, tu energía y tus recursos allí?

RELACIONAL – Incluso sin ejemplos fuertes en su niñez, Bob dejó un legado de fuertes lazos familiares y lealtad. Bob adoraba a su esposa Nancy; era obvio para todos los que los conocían. Su familia se echó a reír juntos, lloraron juntos, discutieron y se perdonaron unos a los otros… siempre para estar unidos y disfrutar de tiempo juntos. Bob también desarrolló amigos a largo plazo de todos los ámbitos de la vida. Él fue muy amable e ingenioso y tenía un lugar especial en su corazón para los desvalidos. La fogata Morgan siempre ofrecía una cálida bienvenida a familiares y a amigos queridos-como-familiares.

¿Cómo son tus relaciones?
¿Son de compromiso, amor, lealtad y profundas?

FINANCIERO – Bob era un maestro de secundaria y un entrenador… no son profesiones altamente pagaaos. Sin embargo, Bob y Nancy eran excelentes administradores de sus recursos. En la vida, dieron regalos con mucho cariño y viajaron con frecuencia a visitar a la familia. Ellos abrieron su casa y su corazón a muchos, algunas para visitas cortas, otros para el cuidado a largo plazo. Ellos invernaron en Padre del Sur, Tejas desde hace muchos años, disfrutando de un clima cálido y amigos queridos. Cuando murieron, dejaron en herencia a sus hijos. Fueron generosos en la vida y en la muerte. 

¿Eres un buen administrador de lo que has ganado / recibido?
¿Eres generoso con los demás?

FE – Bob y Nancy ambos demostraron una fe personal y animaron lo mismo en otros. Ellos asistieron a la iglesia fielmente a través de los años, aunque la denominación en particular no era importante. Personalmente, estoy agradecida por la forma en que animaron a nuestra familia misionera y oraron por nosotros, incluso cuando sabían que nuestras elecciones de fe significaban que nuestra familia nunca iba a vivir cerca de ellos. Tanto Bob y Nancy entendieron el perdón como don de Dios y tuvieron paz cuando murieron.

¿Dónde estás en tu camino de fe?
¿Estarías en paz con Dios, si fueras a morir hoy?

Bob y Nancy me han ayudado a reflexionar sobre mi propio “mundo maravilloso” y el legado que quiero dejar atrás… ¿Y tú? ¿Cómo quieres ser recordado?

how do you want to be remembered?

Bob Morgan memorialHow do I want to be remembered when I die? Not something I think about very often… or want to.

However, attending a memorial service this past weekend caused me to think about things that I am often too busy to consider.

My father-in-law died a few weeks ago (about one year after his beloved wife, Nancy) and we gathered for a very special time with family and friends to share stories, hugs, tears, and time together. Meals, music, and memories filled the days. We remembered Bob as family, friend, coach, and faithful husband.

Bob’s life did not begin easily. His father deserted the family when Bob was young, and Bob ran the streets unsupervised with his “river rats” pals. There are plenty of stories about their escapades and mischief… and probably some that still remain untold! Bob
credited the Marines and basketball for turning his life around, teaching him the discipline, values, and commitments that characterized his later life.

At Bob’s memorial, we looked at picture boards and video presentations and listened to some of his favorite songs and people share about his life. Over 80+ years, Bob left a lasting legacy.

PERSONALLY – Bob invested his life with passion into those things he loved and enjoyed. Bob served bravely and proudly in the Marines. After his tour of duty, Bob dedicated his life to his love of basketball. He played in college, and then coached for many years, winning the 1971 Wisconsin State Championship for high school boys’ basketball… and many years later, he came out of retirement to coach a win-less, small-town, girls’ team to their only winning season. Bob loved the “lake”: fishing, pontoon rides, and the spectacular seasonal views from his front porch. He also loved all kinds of music and enthusiastically sang and played with family and friends through the years. He was famous for his Louis Armstrong karaoke version of “What a Wonderful World”, and we sang it at his service.

What are you passionate about?
Are you investing your time, abilities, 
energy and resources there?

RELATIONSHIPS – Even without early strong role models, Bob left a legacy of strong family bonds and loyalty. Bob adored his wife Nancy; it was obvious to all who knew them. His family laughed together, cried together, disagreed, and forgave each other… always staying close and enjoying time together. Bob also developed long-term friends from all walks of life. He was friendly and witty, and had a special place in his heart for the underdog. The Morgan campfire always warmly welcomed family and loved-like-family friends.

How are your relationships? Are they committed, loving, loyal, deep?

FINANCIALLY – Bob was a high school teacher and coach… not highly paid professions. Yet, Bob and Nancy were excellent stewards of their resources. In life, they were thoughtful gift-givers and traveled frequently to visit family. They opened their home and hearts to many, some for short visits, others for long-term care. They wintered in South Padre, TX for many years, enjoying warm weather and dear friends. When they died, they left an inheritance to their children. They were generous in life and in death.

Are you a good steward of what you have earned/received?
Are you generous to others?

FAITH – Bob and Nancy both demonstrated a personal faith and encouraged it in others. They faithfully attended church through the years, although the particular denomination was not important. Personally, I am grateful for how they encouraged our missionary family and prayed for us, even when they knew that our faith choices meant our family would never live near to them. Both Bob and Nancy understood God’s gift of
forgiveness and were at peace when they died.

Where are you on your faith journey?
Would you be at peace with God if 
you were to die today?

Bob and Nancy have helped me reflect on my own “wonderful world” and the legacy I want to leave behind… How about you? How do you want to be remembered?