enfócate. enfócate.

eye

¿Tienes que terminar un gran proyecto?

¿Lo evitas hasta el último minuto? ¿Comienzas bien, pero pierdes ánimo al final? ¿Trabajas fuerte y terminas bien? ¿Te cuesta concentrarte y te distraes con facilidad?

Esta mañana entregue por email la primera versión de mi proyecto de maestría. Fue maravillo dar click en el botón “enviar”, pero no fue un proceso fácil. El trabajo final aún no está hecho. Voy a recibir retroalimentación de la directora del curso y continuar en el proyecto hasta principios de diciembre. ¡Estoy más que lista para graduarme!

Para enviar el borrador, me pasé los últimos tres días completamente enfocada en la tarea. No fue una cosa fácil que hacer para esta amante-del-sol, extrovertida activa pero necesaria para la meta. Esta mañana leí de Michael Hyatt varios consejos acerca del enfoque. Ellos me pueden ser útiles en las próximas semanas… ¡o pueden ayudarte a ti!

Aquí está mi versión de su lista:

Obtener un buen descanso (en la noche). No siempre es fácil para mí hacerlo, sobre todo cuando la carga de trabajo es grande, pero el sueño es importante para la energía, la creatividad, la positividad y el pensamiento claro. La falta de sueño me hace mareado, malhumorada, con mala actitud… y no es nada bueno para el funcionamiento de alto rendimiento. Algunas personas encuentran que una siesta les ayuda.

Hacer ejercicio (por la mañana). Me encanta la manera que me siento DESPUÉS de un entrenamiento, pero no antes! Yo mucho prefiero correr por la mañana, pero incluso una caminata rápida en la tarde puede ayudar a mantener la sangre fluyendo y refrescar el cuerpo para la tarea. ¡Viva las endorfinas!

Comer un (desayuno) saludable. Hyatt menciona específicamente el desayuno, pero yo diría comer sano durante todo el día. Más de proteínas, bocadillos de fruta o verdura, menos azúcar y comida chatarra me hace sentir mucha mejor cuando tengo que poner horas de esfuerzo.

Evitar las interrupciones. Para realmente hacer progreso en el proyecto, tenía que quedarme en casa sola, decir “no” a las invitaciones divertidas de los amigos y evitar las redes sociales. Hyatt sugiere apagar las notificaciones en la computadora y el teléfono.

Escuchar música. La música me puede distraer, pero tal vez te ayude. Elige música que mejora la concentración.

Poner la alarma de un reloj. He conocido a otros que hacen esto. Concéntrate duro durante una hora – o cualquier cantidad de tiempo que sea útil para ti – y cuando suene la alarma, ponte de pie, estira, camina, o come algo rápido… y luego vuelvete a trabajar. Las sesiones con un punto de parada nos animan a dar lo mejor durante ese periodo de tiempo.

Bueno, ¡tengo que volverme a trabajar ahora! Tengo algunos otros proyectos que requieren mi concentración. 🙂

¿Cómo te enfocas para un proyecto importante? ¡Comparte tus consejos con nosotros!

___________

Si deseas leer el post original de Michael Hyatt (Tiene muchos otros posts buenos también.), simplemente ¡haz clic aquí!

por qué el equilibrio trabajo-vida no funciona

Hoy les presento un re-post por mi amiga, Susan DiMickele. Ella es la autora de Working Women of the Bible (Mujeres trabajadoras de la Biblia) y otros libros.

Por muchos años no me funcionó buscar el “equilibrio” en todas las áreas de la vida. Muchas veces usé “tensión” o “ritmo” como una palabra mejor, pero me gustó como Susan describió el asunto en su blog. Creo que ustedes también se lo van a gustar…

______

Con frecuencia me preguntan: “¿Cómo se logra un equilibrio vida-trabajo?”

Mi respuesta habitual solía ser: “Bueno, yo oro y mantengo un sentido de humor.”

Pero luego me puse a pensar ¿a quién puedo engañar? La mayoría de las semanas, no hay equilibrio en mi vida. ¿Por qué no lo admito?

Y no creo que esté sola. La palabra “equilibrio” simplemente no describe la vida de la mayoría de los profesionales que conozco.

En un reciente post del Harvard Business Blog, “Work-Life Balance Isn’t the Point” (Él equilibrio trabajo-vida no es el punto), la profesora Christine Riordan explica por qué “equilibrio” es un nombre poco apropiado:

El término equilibrio trabajo-vida implica que se dedica una porción igual de tiempo para el trabajo y la vida. Catalyst, una firma de investigación enfocada en la mujer en la empresa, utiliza la frase eficacia trabajo-vida  y sugiere la búsqueda de una situación en la que el trabajo se acomoda a otros aspectos de su vida.” (El énfasis es mío)

Piensa en ello – el equilibrio, por definición, requiere de “una distribución uniforme del peso.” Si las pesas están fuera siquiera un miligramo, se destruye el equilibrio.

Esto significa que si esperamos un equilibrio perfecto entre el hogar y el trabajo, nos posicionamos para el fracaso.

En un mundo de tecnología, medios de comunicación social y las carreras que exigen nada menos que un pedazo de nuestra carne, ya no es realista pensar en compartimientos. Los días de “mi tiempo” ya no existen (No estoy seguro de que alguna vez existieran para la mayoría de las mujeres). Cada vez que intento dibujar una línea en la arena, se vuelve en contra. Así que todo lo que intento de separar mi vida personal de mi vida profesional, he aprendido por necesidad es mejor sólo mezclarlas juntas.

¿Cómo funciona en la vida real? Para muchas mujeres que trabajan, nuestro trabajo se derrama en nuestros hogares. Recibimos llamadas en casa a altas horas de la noche, por lo general cuando es inconveniente. Nuestros teléfonos celulares suenan en la oficina del pediatra. Traemos nuestras laptops de vacaciones. Pero lo contrario también es cierto. El pediatra siempre nos llama a la oficina. Trabajamos en casa cuando los niños están enfermos. Tal vez incluso llevamos a toda la familia en un viaje de negocios y se convierte en unas vacaciones.

Algunos nos acusan de falta de equilibrio. ¿Mi respuesta? Balance está fuera de moda. Batido es el estilo de hoy. ¿Por qué luchar contra ello?

Mientras nos esforzamos para la eficacia trabajo-vida, abrazamos la integración en lugar del equilibrio. Por la gracia de Dios, aceptamos que el peso nunca se distribuirá uniformemente. Estamos bien durante las semanas en que nuestra vida en el hogar exige nuestro mayor tiempo y energía, y también estamos bien durante las semanas en que nuestro trabajo requiere toda nuestra atención y nos absorba por completo.

¿Te esfuerzas para la eficacia trabajo-vida? ¿Estás listo para decir adiós al equilibrio trabajo-vida?

*****

Mucho de este post viene de extractos del libro Working Women of the Bible (Mujeres trabajadoras de la Biblia), el capítulo nueve.

Escribí un post acerca de este libro excelente. Lo puedes encontrar aquí.

cambios, cambios por todas partes…

Solamente nos quedan cuatro semanas para mudarnos. Hay cajas por todas partes y menos muebles en cada habitación. Hemos decidido tomar fotos digitales de casi todos nuestros recuerdos; los juguetes viejos se van a nuevos hogares y las toneladas de papeles cajonadas en los archiveros los estamos triturando y pasándolas a bolsas biodegradables para reciclarlas. Solamente hay un mínimo de platos en la cocina y pocas opciones de ropa para vestirse en los closets.

Es sorprendentemente refrescante simplificar y limitar las opciones. Creo que es algo bueno porque aunque las opciones son pocas, los cambios son muchos…

cambio geográfico

Seguimos considerados por algunos como extraños en una tierra extranjera, pero México ha sido nuestro hogar por casi 20 años. Nunca nos acostumbramos totalmente a las locuras del tráfico y no hemos desarrollado ningún cariño por los topes en cada cuadra. Luchamos con la mentalidad de la clase alta de tener más derechos y con la pobreza desgarradora de la clase baja. Nunca aceptaremos la corrupción, el narcotráfico o el tráfico de personas. PERO…amamos México y vamos a extrañar mucho de nuestra vida aquí. Vamos a extrañar los colores tan vivos, los increíbles tacos “al pastor” y las piñatas en cada fiesta. Vamos a extrañar los perros en las azoteas, el humeante volcán, a los chiquillos que limpian nuestras ventanas en los semáforos y los mangos frescos.

cambio de trabajo

Este es, de hecho, el cambio que me tiene más nerviosa. Nosotros (mi esposo y yo) hemos estado “a cargo” por bastante tiempo – equipos de liderazgo, directores, “jefes”.  Básicamente nosotros determinamos nuestro horario, nuestras prioridades y nuestro lugar de trabajo. Esto me gusta. En nuestro siguiente trabajo, vamos a trabajar para alguien más, habrá expectativas de estar en la oficina y de seguir reglas de vestimenta – creo que será una buena prueba de carácter para mí – ¡tal vez por eso es que estoy nerviosa! Espero que pueda vivir con la seguridad  de quién Dios me ha hecho y no codiciar un puesto de trabajo.

cambio de etapa de vida

Hemos pasado la mayoría de nuestros años de casados preparándonos para este día – soltar nuestros maravillosos hijos al mundo – y estamos emocionados por trabajar y viajar libremente… pero será diferente. “Creo” que nos va a gustar, pero, al igual que geográficamente, cada etapa de la vida tiene sus pros y sus contras. Hemos vivido con el caos y la acción de tener gente en una casa enorme casi cada hora. ¿Qué vamos a hacer con tanta quietud?

cambio de relaciones

Vamos. a. extrañar. a. gente. muy. especial. Tenemos muchos amigos que son como familia para nosotros. Esta gente se ha quedado en nuestra casa, han tenido la llave de nuestra casa y han aprovechado los “privilegios del refrigerador”. Han bailado en nuestro patio, nos han ayudado a celebrar las festividades, han corregido nuestro español y nos han amado en los tiempo difíciles. Han compartido un pedazo de su corazón con nosotros y les hemos dado un pedazo del nuestro a cambio. Nos conocen bien, pero a algunos de ellos no vamos a ver de nuevo…

Ha sido bueno para mí darme cuenta de que cada lugar, estilo y etapa de la vida tiene sus bendiciones y sus desafíos. Cada nuevo lugar se convierte en “hogar”. Cada nueva etapa se convierte en la norma… y las amistades pueden durar a través del tiempo y la distancia, aún al hacer nuevas. El cambio es parte de la vida – no siempre es fácil – pero es mejor abrazarlo que luchar contra él.

¿Qué cambios estás enfrentando? ¿Qué haces para abrazar el cambio?