sentirse perdido

Me perdí de regreso del aeropuerto tres veces. Cuando estaba yendo al aeropuerto por primera vez, escribí los tres números de las autopistas y agarré dinero de mi cartera para pagar las casetas de regreso intentando estar lista para el regreso a casa. La diferencia fue que de camino allá, junto a cada señalamiento de la autopista, hubo otros que me dirigían: → → → Aeropuerto. En el regreso, no había señalamientos que dijeron: → → → Departamento de Terry. Solamente decían: Salida Este/Oeste o Norte/Sur… y aunque tenía los números de las autopistas, no tenía ni idea de cuál dirección me llevaría a casa.

¿Alguna vez te has sentido perdido? ¿en una nueva ciudad? ¿nuevo trabajo? ¿nueva etapa de vida?

Perderse es parte de haber estado apenas dos días en una ciudad nueva. La novedad de ser un recién llegado incluye no tener comida en el refirgerador, un caos de cajas por todas partes, conocer nuevas personas y encontrar nuevos lugares, cansancio e incertidumbre. Estoy muy agradecida por las pocas cosas especiales que trajimos –fotos, cobijas, adornos – que hacen que este departamento se sienta como un “hogar”. Me ayudan a crear un puente entre mi vida anterior y esta vida nueva; me dan continuidad y seguridad en mi transición.

¿Qué te ayuda a lidiar con el cambio? ¿sigues con tus tradiciones, empacas cosas especiales que te traen recuerdos, visitas restaurantes que se te hacen familiares?

Sé intelectualmente que puede tardar un año para sentirse “en casa” en un lugar nuevo. Emocionalmente ¡quiero sentirme en casa ahora! Estoy tratando de implementar algunas prácticas saludables para ayudarme con el cambio…

Reir: estoy aprendiendo a reirme de mí misma, de las aventuras nuevas que han salido mal, de todo lo que no conozco… y reirme con los demás, haciendo nuevos amigos y nuevos recuerdos. Algunas lágrimas son inevitables, pero puedo encontrar razones para reir tambien.

Soltar: estoy tratando de no comparar lo viejo con lo nuevo. Me imagino que está bien para mí extrañar ciertos lugares y a personas especiales, pero necesito darle una oportunidad a este nuevo lugar. Nunca será lo mismo – no tan bueno en algunas maneras, pero quizá mejor en otras. Quiero mantener mis ojos – y mi corazón – abiertos para lo “nuevo y mejorado”. 🙂

Aprender: tengo mucho que descubrir – nuevas maneras de hacer las cosas, las recomendaciones de “los de adentro” y los buenos lugares locales… si tomo la iniciativa, observo y hago muchas preguntas, apuesto que voy a encontrar muchas golosinas y tesoros en esta nueva vida.

¿Cómo anticipas lo “nuevo” en tu vida?

la mujer moderna de hoy en día – ¡escoge dos!

Esta simple ilustración me hizo reír, así que la subí al sitio web de Pinterest en mi pizarrón de “me hace reír”. ¡¿Creerías que tan sólo unos días después, ha sido re-publicado en el sitio casi 2500 veces (¡!) y marcado con “me gusta” más de 500 (¡!)?!

Si fuera un video de YouTube, ¡podríamos decir que se volvió viral! ¡Ciertamente causó más interés que cualquiera de mis blogs y ha sido visto por más gente que mi número de amigos en facebook! ¿Por qué?

Creo que una razón es porque ¡necesitamos reír más! La risa rompe el hielo, amortigua los golpes y sana la herida… ¡Una buena carcajada tiene beneficios físicos, emocionales y espirituales! ¡La risa es refrescante! La risa les dice a los demás que no importa cuán difíciles sean las circunstancias, Dios es bueno.

Nuestra boca se llenó de risas; nuestra lengua, de canciones jubilosas. Hasta los otros pueblos decían: «El Señor ha hecho grandes                  cosas por ellos.» Salmos 126:2

Estas líneas también proporcionan perspectiva sana a la mentira de que “podemos hacerlo TODO”. El único que todo lo sabe, es omnipresente y todo poderoso es Dios; el resto de nosotros tiene que tomar decisiones. Todos nosotros tenemos que dejar algunas cosas para mañana y hacer una lista de quehaceres que nos tomará algunos días. El resto de nosotros tenemos que vivir por prioridades, aceptar el fracaso y tener gracia los unos a los otros – ¡una y otra vez!

Finalmente, como Pinterest es más frecuentado por mujeres, creo que ese gráfico ha desafiado a las mujeres a considerar sus principales roles en la vida. ¿Qué es lo más importante para mi hoy? ¿Qué debo hacer para servir a Dios y a los demás de la mejor manera posible? Me da gusto de que este pizarrón muestra que podemos reírnos de estás opciones, porque a veces estamos muy ocupadas comparándonos, criticándonos y juzgándonos unas a otras que se nos olvida valorarnos y animarnos a unas a otras para ser todo lo que DIOS quiere que seamos como mujeres.  (más de este tema en futuros blogs)

¿Qué piensas tú del cuadro?

¡Espero que este blog te haya hecho reír hoy! Disfrútalo y enséñaselo a alguien que necesite una sonrisa!