creando más líderes

“Los líderes no crean seguidores, crean más líderes”. – Tom Peters

ID-100162328 foto76 freedigitalphotos.net

La capacitación de nuevos líderes es esencial para la organización. Durante el primer año o dos, los mentores tienen el privilegio de impartir la visión, el ADN de la identidad y la confianza en los nuevos líderes a través de un proceso de enseñanza, formación y coaching. Esta capacitación establece el fundamento de la actitud, el conocimiento, y la habilidad por muchos años más.

A menudo, nuestra organización renueva los programas de capacitación para que sean atractivos en el contexto actual, relevantes para el mundo en constante cambio, y eficaces en la preparación de nuevos líderes. El año pasado, mi marido y yo éramos parte de un grupo de trabajo para determinar los nuevos resultados deseados clave para los programas de formación globales. Este año, tuvimos la apasionante tarea de ayudar a los líderes de área a implementar los cambios.

“Los líderes no nacen, se hacen.
Y ellos se preparan igual que cualquier otra cosa, a través del trabajo duro.
Y ese es el precio que tendremos que pagar
para alcanzar esa meta, o cualquier meta”.
– Vince Lombardi

El cambio no es fácil. Cada área contiene muchos países, cada uno con sus propios desafíos de cultura, idioma, recurso humano, tiempo y finanzas. Los líderes están muy ocupados; muchas prioridades y crisis compiten por su atención. A veces los mayores retos son las actitudes de lealtad a las “viejas formas” y el temor o la resistencia al cambio. A veces el orgullo se interpone en el camino cuando el líder era el creador o el director del sistema anterior.

Algunos líderes de área invirtieron mucho tiempo en la valiosa tarea de alinear a otros a las nuevas ideas. Comunicaciones, visitas y el repartir materiales ayudaron a que otros se integraran y se involucraran en el proceso. Otros líderes se reunieron un grupo de trabajo conjunto para el proyecto. El iniciar el cambio como un grupo o equipo comparte el liderazgo y aumenta la apropiación del esfuerzo. Muchos líderes están preparando traducciones para sus países. Todo esto es parte de la inversión en los líderes futuros.

“El liderazgo y el aprendizaje son indispensables el uno al otro.
John Fitzgerald Kennedy

Uno de los mejores aspectos del proyecto es ver el ánimo de los dirigentes al descubrir los nuevos paradigmas en el proceso: un aprendizaje más interactivo y la entrega creativa, más énfasis en el coaching, y más sesiones enfocadas en el corazón, el liderazgo de servicio, el carácter y la mayordomía. A medida que los líderes aprendan, ellos se entusiasman con promover en sus áreas la metodología y los materiales nuevos.

“Cuanto más serio se toma su crecimiento,
más seriedad la gente le llevará”.
– John Maxwell

Los que ayudan a capacitar y mentorear a los nuevos líderes están construyendo el futuro de la organización. Ellos dan el ejemplo con su vida; sus actitudes, palabras y acciones reflejan sus valores y dan gran influencia en los nuevos líderes. Necesitamos desesperadamente adiestradores y mentores que dan prioridad a los nuevos líderes e invierten en su desarrollo. Mucho privilegio. Mucha responsabilidad.

¿Cómo puedes contribuir a una cultura que crea nuevos líderes?

¿Qué puedes hacer para seguir aprendiendo para mejorar tu liderazgo?

el liderazgo es difícil

hard leadershipHe estado muy decepcionada del liderazgo últimamente. Cada vez que pienso en eso, pienso en la palabra – difícil.  El liderazgo para mí ha sido difícil: trabajo difícil, difícil para mi salud y mis relaciones, difícil emocionalmente.

El liderazgo es difícil cuando comienzo…

La inevitable curva del aprendizaje – tantas cosas desconocidas, tanta novedad: gente, relaciones con socios, políticas, sistemas, normas, expectativas, horarios. Inseguridad. Comparaciones. Incertidumbre. Tantas preguntas: ¿Puedo hacer esto? ¿me van a respetar los demás? ¿podremos lograr esta misión? ¿por dónde comenzar? ¿cuáles son los primeros pasos? ¿cómo podemos alcanzar algunos logros rápidos?

El liderazgo es difícil en el proceso…

Constante crisis. Problemas. Desafíos. Nunca hay suficientes líderes, recursos o fondos. Malas actitudes, resistencia al cambio, chisme y habladurías, conflictos en los equipos, muchas horas, reuniones extras. Lucho con establecer límites, discernir entre mi responsabilidad y la de los demás, encontrar el balance entre mi corazón y mi cabeza para las decisiones.

El liderazgo es difícil cuando se termina…

Es difícil obsevar cuando otros toman el liderazgo – con nuevas ideas, otra manera de hacer las cosas y valores diferentes. Es difícil ver a los colegas anteriores sufrir con el cambio, sentirse poco valorados en el nuevo sistema, perder su posición o su trabajo. No tengo autoridad ni influencia, pero todavía me importan y me preocupan. Veo todo a la distancia – sin poder alguno, frustrada, tratando de confiar y creer lo mejor, sabiendo que tengo que superarlo y continuar.

Días como hoy, no quiero tener nada que ver con el liderazgo.

…y luego recuerdo que… el liderazgo también fue difícil para el Lider Supremo de todos los tiempos.  

Tuvo comienzos difíciles y humildes. Él no tenía mis problemas de confianza, pero sí tuvo que priorizar Su trabajo. Él experimentó todas las clases de conflicto en la cultura, en la sociedad y con sus colaboradores. Tuvo que lidiar con la inmadurez de otros, sus problemas de carácter y la falta de integridad. Él se cansó. Su liderazgo finalmente lo mató y entonces tuvo que dejar el trabajo en manos de otros que no parecían estar listos. Ellos no continuaron haciendo las cosas igual que Él las hizo.

….pero todo era parte del plan.

Sí, el liderazgo es difícil. El truco es esperar la parte difícil en lugar de tratar de escapar de las dificultades. La clave es enfrentar los desafíos y crecer para lidiar con ellos. Difícil no es necesariamente malo.

Y recuerda, cuando estamos en el liderazgo, estamos en buena compañía. 

¿Qué haces cuando el liderazgo es difícil?