a celebrar o no celebrar

Photo credit: Theresa Thompson / Foter / CC BY

Photo credit: Theresa Thompson / Foter / CC BY

¡Celebré mi cumpleaños la semana pasada!

Hace años, yo no tenía ganas de publicar este hecho. No era que yo quería ocultar mi edad; es que nunca he sido una de las que disfrutaba de toda la atención enfocada que un cumpleaños implica. Yo no soy aficionada de las fiestas de cumpleaños (aunque ha habido algunas excepciones) y definitivamente no me gustan las fiestas de cumpleaños sorpresa. (Probablemente tiene algo que ver con el deseo de control. Eso debe ser obvio si hayas leído muchos de mis posts! 🙂 )

A pesar de esos antecedentes históricos, he cambiado de tono cuando se trata de celebraciones de cumpleaños. Estoy segura de que mis años viviendo en México tenían algo que ver con mi nueva actitud. En México, siempre hay una buena razón para una fiesta! La celebración es una parte importante de la vida. Cumpleaños, sobre todo, reciben mucha atención… abrazos, llamadas telefónicas, palabras de afirmación, canciones, regalos, pasteles, piñatas, comidas especiales, fiestas… ¡todo vale! En una la iglesia, el cumpleañero a menudo se pone de pie frente la congregación y da gracias a Dios por el regalo de un año más de vida.

Esa tradición tocó mi corazón.

A mi edad, ahora de 54 años, he tenido que despedirme a muchas personas – muchas que fueron más jóvenes incluso que yo. Soy muy consciente de que no todas las personas tienen la oportunidad de celebrar los 54 años de vida. Soy bendecida. No quiero tomarlo por sentado.

En lugar de ignorar el logro, quiero ser agradecida.

Así que… las fiestas aún no son mis medios favoritos de celebración, pero me gusta pasar tiempo de calidad con la gente que quiero; me gusta mucho escuchar de la familia y los amigos; y me encanta hacer algo especial o ir a algún lugar divertido para intencionalmente reconocer el hito y expresar mi gratitud. (¡Este año fue un día en el parque de Hollywood Studios con mi marido maravilloso!)

El cumpleaños se ha convertido en una celebración muy digna para mí.

¿Cómo te sientes acerca de celebrar tu cumpleaños? ¿Cuáles son algunas cosas especiales que haces para reconocer el día?

celebrar la vida

mom bday¿Alguna vez has querido hacer caso omiso de un cumpleaños? O minimizar la atención sobre ti mismo? Alguna vez has querido entrar en negación acerca de envejecer? Yo sí. Para un buen número de años, hubiera gustado simplemente saltar mi cumpleaños sin ninguna fanfarria en absoluto.

Pienso diferente ahora. Me he dado cuenta de que no mucha gente llega a celebrar tantos cumpleaños como yo. He conocido a muchas personas jóvenes que tenían muy pocos años en esta tierra. He llorado muchas lágrimas y preguntado demasiado a menudo “¿por qué?” cuando una vida se truncó.

Cuando yo era más joven, yo no pensaba mucho en la muerte. Me sentía invencible y la vida era llena de promesas y oportunidades. Hoy en día, estoy mucho más consciente de la fragilidad y la brevedad de la vida. Anhelo más tiempo con mi mamá que tiene cáncer terminal, y me aflijan los lugares vacíos en mi vida donde otros seres queridos una vez vivieron.

flowersAsí que… estoy aprendiendo a celebrar más! Cada año – cada día – es digno de una celebración. No para dar más atención a la persona, sino para expresar la gratitud y la comprensión del valor de la vida. Yo no quiero perder la oportunidad de hacer un recuerdo con mi familia o atesorar el tiempo con un amigo o disfrutar de las pequeñas cosas especiales que trae la vida a mí (como las flores alegres de mi marido querido me trajo ahora – sólo porque…) .

Puede que no tenga esa oportunidad mañana … ¡pero lo tengo hoy!

Mi mamá acaba de celebrar otro cumpleaños. Estoy muy agradecida por ese día especial y por cada día adicional de vida que pueda disfrutar ella. Su vida es un continuo recordatorio para mí que debo vivir cada día al máximo… y celebrar la vida!

¿Cómo te sientes acerca de los cumpleaños? ¿Cómo celebras la vida?