una celebración de 30 años

fireworks digitalphoto Keerati¿A dónde se fue el tiempo? ¿Cómo llegué hasta aquí? ¿En verdad soy tan vieja? ¿Alguna vez me imaginé cuando estaba iniciando que llegaría hasta este punto? ¿Ha valido la pena?

Este año celebro 30 años de trabajar con la organización llamada cru. Comencé hace 30 y tantos años con entusiasmo, convicción, energía, un poco de miedo y con el apoyo de familiares y amigos. Salí de mi zona de confort, me mudé a un nuevo estado (y eventualmente a nuevos países), y asumí riesgos que no estaba tan segura de poder cumplir.

Creía que podía ayudar a cambiar el mundo.

Aprendí un nuevo idioma, desarrollé mis fortalezas, crecí en áreas débiles, probé nuevas experiencias, comí nuevos sabores, y trabajé con algunas de las personas más increíbles en el mundo. En ocasiones cometí errores y tomé malas decisiones. Me encantó el trabajar con otros, tener sueños, y crear algo nuevo.

Creía que – a pesar de mis debilidades – podía hacer una diferencia.

Confíe en extraños. Amé a aquellos que estaban perdidos; ayudé a otros a crecer. Cambié porque ellos me enseñaron nuevos caminos. Pedí perdón y perdoné a aquellos que me lastimaron. Compartí mi tiempo, mi casa y mi corazón con muchos que llegaron a ser amigos de por vida. Dije adiós demasiadas veces.

Creía que la gente puede cambiar. 

Reí. Lloré. Hice duelo. Celebré.
Han pasado 30 años, pero la aventura continua.

Aún creo…
_______________ 

¿Estás siguiendo tus sueños? ¿En qué crees?

 

realización de un sueño

¿Tienes un sueño? ¿Algo que deseas? ¿Qué quieres ver que suceda? ¿Que desearías poder cambiar?

Yo tengo muchos sueños: hitos de crecimiento personal, metas de trabajo, sueños para mis hijos, mis amigos, mi comunidad, mi mundo.

No todos los sueños se vuelven realidad, pero se vuelven realidad con más frecuencia si he dado mi mejor esfuerzo para hacer ese sueño realidad.

Nosotros disfrutamos mucho visitar tiendas locales de café siempre que viajamos. Conocimos Dazbog Coffee Co. en Denver, Colorado y me encanta la historia detrás del sueño que ellos hicieron realidad. Ciertos elementos de su historia les ayudaron a hacer de su sueño una realidad…

Visión – Leonid y Anatoly Yuffa tenían un sueño. Imaginaban una mejor vida – libertad, democracia, oportunidad – una forma nueva. En una fría y tranquila noche en Rusia estaban pensativos, reflexivos, hablando juntos… y un sueño nació. Muchas veces estoy muy ocupada para bajar la velocidad y pensar, pero las visiones nuevas y creativas no me vienen a la mente cuando estoy corriendo de una cosa a otra. Necesito tomar tiempo para pensar, procesar y soñar…

¿Tomas tiempo para descubrir tus sueños?

Valores – Organizaciones, familias y personas exitosas conocen sus valores claves; los llevan consigo o los publican en una pared como un recordatorio constante. La familia Yuffa escogió combinar el patrimonio y las tradiciones clásicos con la nueva tecnología. Se comprometieron con una sabrosa taza de café de calidad y este valor influya todo lo que ellos hacen. Algunas veces la desesperación para lograr algo me tienta a bajar mis estándares o dejar a un lado mis valores, pero eso sólo va a desviar mis sueños. Los valores consistentes son el fundamento y el filtro al tomar decisiones para cualquier nueva aventura.

¿Conoces y vives basado en tus valores?

Estílo único Detalles rojos, negros y amarillos están en todo: tazas de café, bolsas de café en grano, ropa y posters en la pared. Ellos nombran a sus mezclas de café en base a la historia y personalidad de su lugar de origen. Cuando entras en un café Dazbog, la influencia rusa es obvia. Muchas veces soy culpable de vivir el sueño de alguien más en lugar de mi propio sueño; tratando de parecerme, actuar o producir como alguien más. Esa no es una buena estrategia (!), así que estoy aprendiendo a vivir cómodamente en mi propia piel… y perseguir mis propios sueños.

¿Estás cómodo con tu estilo único?

Celebración – Volver sueños en realidad requiere trabajo duro, perseverancia, enfoque, decisiones correctas, la gente correcta… ¡y la bendición de Dios! Cuando voy tras una visión, me puedo enfocar mucho más en alcanzar el sueño que en celebrar los pasos a lo largo del camino. El lema de los Dazbog es “celebrar la vida en todas y cada una de las tazas”. De sus ganancias ellos devuelven a proyectos de la comunidad para hacer del mundo un mejor lugar. Quiero recordar  celebrar el progreso y proceso y no sólo un producto terminado. Tengo la idea de que habrá muchos más sueños realizados de esta manera.

¿Cómo celebras en el camino hacia tu sueño?

la motivación y el ánimo

photo gracias a: Motivación stock photo http://www.colourbox.com

Disfruto mucho mentorear líderes jóvenes. Otros me han dicho que soy una persona que anima a otros y después de todos estos años, finalmente creo que es verdad. Por esa razón, cuando fue bajo mi resultado de “motivación” en mi reciente evaluación 360, tomé en serio ese retroalimentación y comencé a hacer algunas preguntas y un poco de investigación.

Originalmente pensé que las dos acciones eran similares y me pregunté ¿cómo podría ser buena en una y débil en la otra? Cuando comparé las definiciones entre animar y motivar, me di cuenta de que hay algunas diferencias clave.

Varios diccionarios definen las dos palabras de la siguiente manera:

Animar – 1: inspirar con coraje, confianza o esperanza, 2: estimular o incitar, 3: dar ayuda o apoyo.  Sinónimos: alentar, estimular o envalentonarse – la idea de armarse de valor o fuerza con un propósito, o aumentar la confianza de alguien especialmente por a un agente externo.

Motivar – 1: otorgar un motivo, 2: incentivar a algo; promover la acción; impulsar. Motivación = una fuerza motivadora, un estimulante o de influencia

También revise la Biblia y había pocas referencias para motivar o motivación – la mayoría de las referencias advierten acerca de motivos equivocados o malvados. El ánimo, por otro lado, aparece al menos 35 veces – frecuentemente asociado con la fortaleza y la perseverancia durante una acción que ya está en proceso.

www.PsychologyToday.com dice que, “La motivación es literalmente el deseo de hacer cosas. Es la diferencia entre despertar al amanecer para salir a la calle o quedarse flojeando en casa todo el día. Es el elemento crucial para establecer y lograr las metas—y las investigaciones muestran que puedes influenciar tus propios niveles de motivación y autocontrol…”

La teoría de los dos factores de Frederick Herzberg, (motivación intrínseca/extrínseca), sugiere que los factores que motivan a la gente pueden cambiar durante la vida, pero el respeto como persona es uno de los factores motivacionales más importantes en todas las etapas de la vida.

Reconozco que básicamente soy una persona que se motiva a sí misma. Me despierto en las mañanas con motivación, estimulación y propósito. No necesito que nadie me mueva a hacer algo… ¡Estoy lista para ir! Mientras el día avanza, sin embargo, me puedo desanimar, agotar o llegar a estar cansada por las luchas, conflictos y desafíos que enfrento que batallan en contra de mis metas y deseos.

Ahí es cuando aprecio el ánimo de otros… un poquito de “¡tú puedes!” o “¡creo en ti!” me ayuda a seguir adelante.

Cuando alguien tiene una visión, un sueño o un llamado, me encanta animarles…hacerles saber que creo en ellos, echarles porras cuando están cansados de la batalla y buscar maneras de proveer los recursos para ayudarles.

Me doy cuenta de que soy débil cuando a otros les falta deseo, visión o motivación…si no tienen una meta, algo que quieren alcanzar, un propósito para la acción, entonces me siento como perdida en cómo ayudarlos.

De mi estudio hasta ahora he aprendido que puedo mejorar en mi habilidad de motivar al comunicar e impartir visión con mayor frecuencia. Puedo trabajar en tratar a la gente con respeto. Quizá una de las cosas más importantes que puedo hacer es orar por la persona. La motivación va a crecer desde el interior… y Dios es el mejor al cambiar el corazón.

Aprendamos más juntos… ¿Te gusta motivar o animar a otros, o quizá te gusta hacer las dos cosas? ¿Cómo lo haces?