una celebración de 30 años

fireworks digitalphoto Keerati¿A dónde se fue el tiempo? ¿Cómo llegué hasta aquí? ¿En verdad soy tan vieja? ¿Alguna vez me imaginé cuando estaba iniciando que llegaría hasta este punto? ¿Ha valido la pena?

Este año celebro 30 años de trabajar con la organización llamada cru. Comencé hace 30 y tantos años con entusiasmo, convicción, energía, un poco de miedo y con el apoyo de familiares y amigos. Salí de mi zona de confort, me mudé a un nuevo estado (y eventualmente a nuevos países), y asumí riesgos que no estaba tan segura de poder cumplir.

Creía que podía ayudar a cambiar el mundo.

Aprendí un nuevo idioma, desarrollé mis fortalezas, crecí en áreas débiles, probé nuevas experiencias, comí nuevos sabores, y trabajé con algunas de las personas más increíbles en el mundo. En ocasiones cometí errores y tomé malas decisiones. Me encantó el trabajar con otros, tener sueños, y crear algo nuevo.

Creía que – a pesar de mis debilidades – podía hacer una diferencia.

Confíe en extraños. Amé a aquellos que estaban perdidos; ayudé a otros a crecer. Cambié porque ellos me enseñaron nuevos caminos. Pedí perdón y perdoné a aquellos que me lastimaron. Compartí mi tiempo, mi casa y mi corazón con muchos que llegaron a ser amigos de por vida. Dije adiós demasiadas veces.

Creía que la gente puede cambiar. 

Reí. Lloré. Hice duelo. Celebré.
Han pasado 30 años, pero la aventura continua.

Aún creo…
_______________ 

¿Estás siguiendo tus sueños? ¿En qué crees?