¿quién recibe el crédito?

copyright symbol¿Alguna vez un compañero de trabajo ha hablado con el jefe y tomado el reconocimiento por tu idea? O un amigo te ha dado la culpa a ti por algo que no fue tu culpa? Has retenido un elogio merecido por razón de la competencia o la envidia?

He estado leyendo, The Elements of Ethics (Los Elementos de la Ética), por W. Brad Johnson y Charles R. Ridley. Ellos dicen:

“Al aplicar el principio de la propiedad,
el no dar crédito a quien crédito merece
y el tomar crédito cuando no se debe,
en efecto, son actos del robo.”¹

Robar es tomar algo que no te pertenece. Hay un montón de formas en que se roba: hurtos, robos, saqueos, el soborno, la malversación, el robo de identidad, el secuestro y la violación son sólo algunas.²

Hace poco tiempo, yo estaba buscando las notas del seminario de un compañero del trabajo. Cuando hice una búsqueda en Google, encontré las notas, casi palabra por palabra… ¡en la página web de otra persona! Mi compañero de trabajo había copiado el puesto y pasó las notas como propio, sin dar crédito al escritor original. Me decepcionó mucho. El plagio es una forma de robo por desgracia muy común en mi área.

Recientemente, he pasado mucho tiempo en el trabajo intentando dar crédito correctamente por los artículos escritos y las fotografías que utilizamos en nuestros materiales de formación. Es trabajo tedioso, no glamoroso, tipo atrás de las escenas, que toma mucho tiempo. Muy poca gente se dará cuenta de los trabajos que yo (y nuestros abogados) hago para obtener los permisos y las fotografías sin restricciones de uso. Alguien pudiera notar si no haríamos este esfuerzo, pero no es probable… así que ¿por qué hacerlo?

También estoy aprendiendo no dar el crédito que no se merece. ¿Se te ha pedido llenar una referencia para alguien y querías “ser amable”, por lo que dijiste sólo las cosas buenas? ¿O has escrito una carta positiva de recomendación donde exageraste “un poco” los puntos buenos de la persona? Has elogiado el trabajo  o la apariencia de alguien para ganarse el favor? Johnson y Ridley dicen: “Es igual de deshonestidad hacer recomendaciones sin fundamento, que es robar la idea de alguien”.³ Wow. Desafiante. Yo he sido “amable” demasiadas veces…

Tal vez porque algunos de mis hijos son músicos y fotógrafos, soy más sensible a la protección de crédito merecido. No lo sé. Yo sé que este capítulo ha dado más fuerza a mis convicciones en esta área.

Y ¿qué piensas tú? ¿Le das demasiado o muy poco crédito a los demás? ¿Cómo podrías hacer un mejor trabajo en dar el crédito apropiado?

______________

¹Johnson, W.B. & Ridley, C. R. (2008) The Elements of Ethics for Professionals. (Los Elementos de Ética para Profesionales.) [Versión Kindle] (Localización 2219)

²ibid. (Localización 2208)

³ibid. (Localización 2235)

¡dímelo a la cara!

Fui a agarrar mi taza de café favorita esta mañana y la agarradera se sintió extraña, como si estuviera “gruesa”, pegajosa o que no la limpiaron bien. Casi sin pensar la tallé por un segundo y claramente se hizo evidente que fue más que una mala lavada.  Observé con más cuidado (difícil de hacer ya que seguía esperando tomar mi primera taza de café de la mañana), y se volvió obvio que la agarradera era fragmentos pegados juntos.  😦 Alguien había roto la agarradera de la taza, y decidió no decirme, y en lugar de eso pegó la evidencia – Supongo que ¿con la esperanza de que yo no me diera cuenta? ¡Sí seguro! (mis amigos saben que tengo un poco de fetichismo con las tazas…)

Esta situación me recordó a una pregunta “rompe-hielo” que escuché una vez… si estuvieras en casa de un amigo y el baño se tapara después de que lo usaste, ¿le dirías al anfitrión/anfitriona o tratarías de escabullirte sin ser observado y no pasar por la vergüenza de admitir el hecho… y pedir ayuda?

¡Me sorprendió mucho cuánta gente respondió que estaría muy avergonzada como para decir la verdad! Como dueña de casa con el don de la hospitalidad quien tiene MUCHA gente en su casa TODO el tiempo… déjame decirte ¡¡QUIERO SABER si mi baño no está funcionando!! Quiero poder arreglarlo y no quiero que el problema se haga peor con el tiempo (no necesito dar más detalles ¿verdad?).

También QUIERO saber si alguien rompió mi taza… no porque realmente me importe; solamente preferiría en gran manera saber que ser sorprendida por el hecho cuando busco mi taza en la mañana toda adormilada.

Me doy cuenta de que para animar a otros a decir la verdad, necesito responder correctamente cuando lo hacen… y es mucho más fácil responder bien a una taza rota o a un baño que no funciona, que responder bien a una falla de carácter o a una opinión contraria o a una decadente evaluación de desempeño. Es mi responsabilidad invitar agresivamente una retroalimentación veraz y considerar apropiadamente lo que me están diciendo… Esto no siempre es fácil y quiero crecer en ésta área. Mi reacción a la verdad afectará grandemente si la gente va a responder y decirme la verdad cuando la pido.

Ayuda me a aprender más… ¿Prefieres escuchar la verdad? ¿Qué te ayuda a responder bien cuando alguien “te lo dice a la cara”?