¿me estoy mintiendo a mí misma?

¿Has leído alguna vez un libro que sacuda tu vida? ¿Qué te cause reconsiderar tus valores, prioridades y estilo de vida? ¿Qué te de convicciones, ánimo y que te motive a cambiar?

Acabo de leer “7”, y este libro hizo esto en mi vida.

Jen Hatmaker escribió su muy honesto, provocador y divertido libro como un diario de sus siete meses en los que consideró y cambió su estilo de vida normal. Cambió temporalmente su rutina de comodidad y excesos por siete meses de reducción, sacrificio y la tensión constante que conlleva estar consciente de la realidad. Cada uno de sus desafíos mensuales me provocó cuestionar mi vida y reflexionar en las “mentiras” que me digo a mí misma:

1. Tengo hambre.

Jen eligió comer solamente siete alimentos por todo un mes… sin condimentos, sin totopos y salsa, sin postres… ¡¡sin café!!

Aunque he implementado un “cambio de estilo de vida” para comer saludable, rara vez como porque de verdad tengo hambre. En vez de eso, como por todas las razones equivocadas – como cuando estoy aburrida, cuando estoy estresada y porque otros están comiendo. Como demasiado y como comida que no es buena para mí. “7” me animó a tomar mejores decisiones alimenticias. Mucha gente ni siquiera tiene comida que comer todos los días. Tengo muchas opciones; no quiero abusar de esa bendición.

2. No tengo nada que ponerme.

Jen se puso las mismas siete piezas de ropa por un mes. También regaló la ropa que no necesitaba. Jen escribió, “Esta ropa bonita me dio confianza cuando estaba aterrorizada e insegura”. También, “La ropa me definía cuando mi verdadera identidad era confusa.”¹

Cuando digo que no tengo nada que ponerme, el problema usualmente no son los jeans apretados, las blusas pasadas de moda o las chamarras de la temporada pasada. La batalla es frecuentemente interna más que externa. Tengo demasiadas opciones… pero todavía no he encontrado la cosa que me hace sentir segura, capaz y atractiva. Este libro me ha desafiado en enfocarme más en fortalecer mi carácter y menos en llenar mi closet.

3. Necesito eso.

Jen regaló siete artículos cada día. (La ropa contaba como un sólo artículo porque la ropa que ya no les queda a los niños y la que los adultos no usan  acumula rápida y fácilmente.)

Cuando hicimos la “purga” para nuestra mudanza, me di cuenta de que soy una consumidora “por si acaso”. Compro para cada posible situación, para casa visita futura, para cada proyecto potencial. Montones, cajas y colecciones prueban mi obsesión. “7” me recordó que “La madurez diferencia la necesidad del deseo, la sabiduría de la  estupidez. Crecer significa frenar los apetitos…”² Necesito madurar.

4. Tengo que checar mi Facebook.

El cuarto mes fue ayunar siete medios de comunicación (excepto para algunos usos necesarios). No Facebook, Twitter, blogs, Pinterest, TV, video juegos ni YouTube. Los Hatmaker encontraron tiempo para leer libros, caminar, cocinar juntos y hacer manualidades y proyectos.

La vida continúa… aún si no checo mi Facebook todos los días. Cuando digo que no tengo tiempo para las  actividades importantes o  que son buenas para mí, la verdad es que, sí, tengo el tiempo… sólo que lo uso para otras cosas. Ahora tengo la convicción de controlar el tiempo que paso en los medios y no dejar que me controle a mí.

5. Reciclar cuesta mucho trabajo.

Jen y su familia implementaron siete hábitos para una vida más verde durante la semana cinco: jardinería, composta, conservación, reciclar, usar sólo un auto, comprar usado y consumir cosas locales.

Jen escribió, “Si estuvieramos conscientes de lo sagrado de la creación, sospecho que alteraría la forma en la que la tratamos.” ³ A pesar de los argumentos ecológicos, sé que hay muchas maneras en las que puedo cuidar del planeta. Va a costar más disciplina que sacrificio, más actitud que esfuerzo. Quiero ser una buena administradora.

 6. No puedo ahorrar.

Escoger comprar en solamente siete lugares fue el desafío del sexto mes.

Moderar lo que gastamos y direccionar nuestros ahorros para alguien más va contra nuestra cultura. Personalmente hago pocas compras grandes, pero puedo “centavear” un presupuesto hasta morir. Muchas veces mis gastos se ligan a socializar, pero el consumismo no iguala a la comunidad o la conexión. Con pequeños ajustes, puedo ser más creativa en mi hospitalidad y más generosa para dar a otros.

7. No tengo tiempo de descansar.

Jen dice que éste fue el mes más difícil para ella, combatir el estrés con siete pausas en el día y un sabático cada semana.

Estar ocupado es poderoso. Hay distracciones, tentaciones y necesidades por todas partes. Por otro lado, descansar es esencial para continuar enfocado, tener energía y salud. Escribí un post anterior acerca de algunas de las maneras para intentar descansar.

Jen hace muy buenas preguntas en el libro que ahora me estoy preguntando… ¿Qué me da valor e identidad? ¿En qué lucho por aprobación, apariencia, reconocimiento, control? ¿Estoy consciente de mi abundancia y me preocupan las necesidades de los demás?

Haré cambios en mi vida a causa de este libro y viviré con mayor tensión, constantemente evaluando mis decisiones y creencias.

¿Te dices mentiras a ti mismo? ¿Cómo buscas la verdad? 

_______________

¹ Hatmaker, Jen (2011-12-19). 7: An Experimental Mutiny Against Excess (p. 72). B&H Publishing Group. Kindle Edition.

² ibid (p. 94)

³ ibid (p. 136)

am I lying to myself?

Have you ever read a book that shakes your world? Causes you to re-consider your values, priorities and way of life? Convicts, encourages and motivates you to change?

I just read “7“, and the book did just that in my life.

Jen Hatmaker wrote the honest, funny, thought-provoking book “7” as a diary of her seven months of considering and changing her normal life style. She temporarily exchanged her routine comfort and excess for seven months of reduction, sacrifice and the constant tension that awareness of reality brings. Each of her monthly challenges caused me to question my life and reflect on the “lies” I tell myself:

1. I’m hungry.

Jen chose to eat just seven foods for a whole month… no condiments, no chips and salsa, no desserts… no coffee!!

Although I have implemented a “life-style change” of healthier eating, I still rarely eat because I am actually hungry. Instead I eat for all the wrong reasons – I eat when I am bored, when I’m stressed, and because others are eating. I eat too much, and I eat foods that are not good for me. “7” encouraged me to make better dietary choices. Many people do not even have food to eat each day. I have so many options; I don’t want to abuse that blessing.

2. I have nothing to wear.

Jen wore the same seven items of clothing for a month. She also gave away unnecessary clothes. Jen writes, “These pretty clothes gave me confidence when I was terrified and uncertain.” Also, “Clothes used to define me when my genuine identity was fuzzy.”¹

When I say I have nothing to wear, the problem is usually not too-tight jeans, out-of-style shirts or other-season jackets. The struggle is often internal rather than external. I have way too many choices… I just haven’t found that something to make me feel secure, capable, and attractive. This book has challenged me to focus more on strengthening my character and less on filling my closet.

3. I need that.

Jen gave away seven items every day. (Clothing counted as only one item, since children’s outgrown and adults’ never-worn added up too quickly and easily.)

When we did our own moving purge, I realized that I am a “just in case” consumer. I buy for every possible scenario, every future guest, every potential project. Piles, storage boxes, and collections prove my obsession. “7” has reminded me that “Maturity deciphers need from want, wisdom from foolishness. Growing up means curbing appetites…”² I need to grow up.

4. Gotta check Facebook.

Month four was a seven media fast (except for a few necessary uses). No Facebook, Twitter, blogs, Pinterest, TV, video games, or YouTube. The Hatmakers found time for books, walks, cooking together, crafts and projects.

Life will go on… even if I don’t check Facebook each day. When I say I don’t have time for important, good-for-me activities, the truth is that I have the time… I just spend it elsewhere. I am convicted to control my media time and not allow it to control me.

5. Recycling is too much work.

Jen and her family implemented seven habits for a greener life during week five: gardening, composting, conserving, recycling, driving one car, shopping thrift, and buying local.

Jen wrote, “If we acknowledged the sacredness of creation, I suspect it would alter the way we treated it.”4 Irregardless of ecological arguments, I know there are many ways that I can better care for the earth. It will take more discipline than sacrifice, more attitude than effort. I want to be a good steward.

  6. I can’t afford to save.

Choosing to shop at only seven places was the 6th month challenge.

Moderating spending and re-directing savings to others is very counter-cultural. Personally I make few large purchases, but I can nickle and dime a budget to death. Many times my spending is linked to socializing, but consumerism does not equal community or connection. With a little adjustment, I can be more creative with my hospitality and more generous with my giving.

7. I don’t have time to rest.

Jen claims this was her most difficult month, combating stress with seven pauses each day and a Sabbath day each week.

Busyness is powerful. There are distractions, temptations and needs everywhere. On the other hand, rest is essential for continued focus, energy and health. I wrote a prior post about some of the ways I try to rest.

Jen asks very good questions in the book, and I am now asking… What gives me my value and identity? Where do I struggle with approval, appearance, recognition, control? Am I aware of my abundance and concerned about other’s needs?

I will make changes in my life because of this book, and I will live with greater tension, constantly evaluating my beliefs and choices.

Do you tell yourself lies? How do you search for truth? 

_______________

¹ Hatmaker, Jen (2011-12-19). 7: An Experimental Mutiny Against Excess (p. 72). B&H Publishing Group. Kindle Edition.

² ibid (p. 94)

³ ibid (p. 136)