falsas tentaciones “en venta”

¿Alguna vez has sentido que hay algo que “necesitas”? ¿Has pensado alguna vez que Satanás sabe exactamente cuál es esa necesidad y la usa para tentarte?

El mensaje en la iglesia esta mañana estuvo basado en el tiempo que Jesús pasó en el desierto en Mateo 4. Vimos cómo Satanás tentó a Jesús. El versículo que realmente me hizo pensar fue Mateo 4:9…

“Todo esto te daré si te postras y me adoras.”

Satanás le estaba ofreciendo a Jesús todos los reinos del mundo y su esplendor si Jesús le adoraba. La ironía de esta tentación es que Jesús YA poseía todos los reinos del mundo – ¡Él los creó! ¡Jesús YA era digno de toda la gloria! ¡Qué tentación tan absurda… “Sólo sígueme y te daré lo que tú ya tienes”!…

Me di cuenta de que muchas veces Satanás usa esta misma clase de tentación conmigo. Él me ofrece satisfacer mi “necesidad” cuando Dios YA la ha satisfecho.

Satanás me ofrece amor en – relaciones dañinas… pero Dios YA me ama con amor eterno (Jeremías 31:3). Satanás me tienta con seguridad material y financiera temporales…cuando Dios YA me ha dado todo lo que necesito (Efesios 3:20). Satanás me tienta con falsas promesas de reconocimiento y valor, cuando Dios YA me ha demostado cuán valiosa soy para Él a través de la muerte de Jesús por mí en la cruz (Romanos 5:8).

Cuando sienta “necesidad”, espero primero darme cuenta de que quizá Dios ya ha satisfecho esa necesidad y que sólo no estoy viendo su provisión o que me estoy olvidando de la verdad. ¡No quiero rendirme a falsas tentaciones y “vender mi alma” por algo que ya tengo!

¿Hay alguna necesidad que Satanás usa para tentarte…que Dios ya haya satisfecho?