día lluvioso – corazón embarrado

photo

Esta mañana lluviosa es mi corazón hoy – gris, nebuloso, frío, embarrado y sin ningún deseo de hacer el trabajo productivo. Quiero volver a la cama, envolverme en la comodidad de mantas suaves, tomar café… y olvidarme del mundo real.

¿A veces tienes días como este?

Intelectualmente lucho contra mi estado de ánimo… Necesitamos la lluvia. Es bueno para las plantas. Hemos tenido una fuerte sequía – debería estar agradecida. La lluvia va a terminar pronto y el sol me animará de nuevo. Yo puedo hacer esto. Simplemente levantarme y moverme.

Mi razonamiento no ayuda mucho. Simplemente estoy de mal humor hoy.

Hay razones legítimas para mi estado de ánimo. La lluvia es realmente t.o.r.r.e.n.c.i.a.l.  El camino montañoso de tierra es realmente muy e.m.b.a.r.r.a.d.o. y no en buen estado para la conducción.

El padre de mi marido se muere en otra ciudad y las conversaciones se centran en tomar las decisiones de cuidados paliativos, las opciones de vuelos, mantener a la familia informada y las implicaciones para el horario de mi “otra” vida y nuestro próximo viaje internacional. Las emociones en mi corazón y los pensamientos de mi mente son igual de grises, nebulosos y embarrados como el mundo fuera de mi ventana.

Es comprensible.

Algunos días no están llenos de sol. Algunos días son grises y tristes y no mis favoritos. Algunos días no son productivos… o sí? A veces el hacer menos significa tiempo para la reflexión, las conversaciones a nivel de alma, la oración nutritiva, el luto curativo, el descanso necesario…

Normalmente soy una persona activa, de tipo A, que disfruta del sol, pero estoy aprendiendo a aceptar mis días de lluvia y mis pensamientos nebulosos también. Son una parte de mi vida, inevitables e ineludibles… incluso tienen propósito. La limpieza y el nuevo crecimiento provienen de la lluvia… para la tierra y para mí.

¿Cómo manejas los días grises en tu vida?

____

** Actualización: Mi suegro falleció el Sábado, el 14 de septiembre. Mi marido voló para estar con él en sus últimas horas. Agradecemos sus oraciones por la familia.