rompiendo las barreras

file0001312170283Además de las barreras externas construidas por la sociedad,
las mujeres se están obstaculizadas por las barreras
que existen dentro de nosotras mismas.
Sheryl Sandberg¹

Recibí una copia del libro de Sandberg, Vayamos Adelante, de una querida amiga. Sólo lo he empezado a leer, pero he encontrado conexión, empatía, autenticidad, gracia y desafío en los primeros capítulos. Sandberg propone una hipótesis que muchos de nosotros ya sabemos es verdad… como mujeres, a menudo somos nuestro peor enemigo.

Sandberg explica que las mujeres a menudo profundamente interiorizan los mensajes negativos que recibimos durante nuestra vida – y subestiman rápidamente los mensajes positivos que ganamos.

Yo creo que las mujeres son esenciales para hacer cambios mundiales importantes en la sociedad a través de nuestras relaciones, familias y puestos de trabajo hoy en día. Para hacer eso, necesitamos el apoyo, la defensa y la colaboración de los hombres en nuestras vidas, pero también necesitamos creer en nosotras mismas para pasar con confianza a los lugares que hemos sido creados y dotados para estar.

¿Cómo podemos hacer eso? He empezado aquí una lista basada en algunos de los comentarios de Sandberg y algunas de mis propias experiencias…

Adquirir auto-conocimiento.

Perfiles de personalidad, Las Fortalezas, El Mejor Reflejo, preferencias de trabajo, listas de dones, la retroalimentación de mentores/amigos otros… todos me han ayudado a descubrir y afirmar mi valor y mi contribución única. Cuanto más aprendo sobre mí mismo, más fácil es elegir dónde invertir mi tiempo y mis talentos con confianza.

No darle poder innecesario a los estereotipos de género.

“Fuerte”, “firme”, “franco”, “inteligente” – estas palabras describen a menudo negativamente una mujer líder, pero se complementan a un hombre. Palabras como “sensible”, “apasionado”, “cuidado”, “transparencia”, también se puede utilizar para hacer caso omiso de la posición de una mujer, pero se considerarán características poco comunes y valiosas para los hombres. El principio clave es recordar – no importa lo que haga o cómo sea, nunca voy a satisfacer a todos. Necesito estar cómodo en mi propia piel.

Pasar por arriba del miedo.

Las mujeres a veces sienten miedo… miedo de no saber lo suficiente, miedo de decir algo tonto, miedo de fracasar, miedo de ser etiquetado como un fraude². Temores como estos fácilmente me podrían paralizar y hacerme dar un paso atrás de las oportunidades, pero muy a menudo son irracionales y nunca ocurren. Estoy aprendiendo a hablar o actuar con valentía a pesar de mis temores. Estoy aprendiendo que me necesitan y por eso, debo “mantener mi mano levantado… y sentarme a la mesa”³

Decir un simple “gracias” por elogios y premios.

Sandberg explica que a menudo es nuestra inseguridad que nos hace menospreciar, subestimar y negar los logros y reconocimientos que recibimos. A veces no llego a aceptar un cumplido sin explicar o excusarlo con un: “No fue nada”, “Tuve mucha ayuda” o “Ya los he engañado.” Estoy agradecido por los de mi vida que (primero) expresan su sincero agradecimiento por mis esfuerzos y (segundo) me confrontan si sub-valoro mi contribución.

¿Tú luchas con algunas de estas barreras? ¿Qué añadirías a esta lista?

¹Sandberg, Sheryl. Vayamos Adelante: Las mujeres, el trabajo y la voluntad de liderar. Alfred A. Knopf, New York, 2013. p. 8. ²Ibid. p. 28-29. ³Ibid. p.38

2 thoughts on “rompiendo las barreras

What do you think? Qué piensas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s