corazones rotos

free image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

Uno de mis hijos me rompió el corazón el otro día. Él  tomó una mala decisión que realmente me decepcionó. Me duele mucho por él y por la demás gente involucrada.

Ésta no es la primera vez que uno de mis muy normales y muy imperfectos hijos me lastima… y estoy segura de que tampoco será la última vez.

Sé que frecuentemente mis hijos no tienen idea de cómo sus elecciones y acciones me afectan a mí como su madre. Ciertamente ellos pagan la mayor parte de las consecuencias físicas, emocionales y financieras, pero hay un efecto dominó de todo lo que hacen.

Como madre, cargo parte de su experiencia conmigo. Me dan tristeza los sueños y esperanzas incumplidos que tenía para ellos. Me duele el corazón por su pérdida. Lloro por su dolor. Oro por más crecimiento y madurez. Mi alma anhela su perdón y su sanidad.

GRACIA

He aprendido de mis propios errores a través de los años que la gracia es un precioso regalo que se recibe en los momentos de dolor. Mis hijos usualmente están completamente consientes de su error; no necesitan juicios, críticas ni sermones. Necesitan saber que – sin importar lo que suceda – todavía los amo.

DECISIONES

También necesito gracia. Podría atormentarme a mí misma con dudas, culpabilidad o inseguridad. ¿Hice algo mal al criarlos que de alguna manera “causó” esto? ¿Los abracé, les enseñé o los discipliné lo suficiente? Aunque ya sé que mi manera de criarlos no es perfecta, me ayudó mucho cuando una amiga me recordó que aún Dios – el Padre perfecto – tiene hijos imperfectos, plagados de errores que se equivocan todo el tiempo. Nuestras situaciones son muy raramente simples, de causa y efecto. Cada uno toma sus propias decisiones.

NECESIDAD

En medio de las altas y bajas de la vida, mis (casi adultos) hijos me necesitan. A veces necesitan que alguien los escuche; otras veces alguien que les de un abrazo largo y fuerte. A veces necesitan un poco de ayuda práctica; a veces “sólo” necesitan que ore y que les de el tiempo y espacio necesario para arreglar las cosas. A veces necesitan asesoría, consejo y ánimo para reconciliar, restaurar y tomar mejores decisiones la próxima vez.

…porque habrá una próxima vez. Haría casi cualquier cosa para proteger a mis hijos del dolor. Cuando eran pequeños, casi me engañaba a mi misma pensando que podría controlar su ambiente y sus decisiones. Ya no creo eso ahora.

La pregunta no es SI mis hijos evitarán el dolor y las malas decisiones, más bien CUANDO ellos se lastimen y lastimen a otros, la pregunta es ¿CÓMO voy a responder?

_____________

¿Cómo respondes a las malas decisiones de tus hijos (o de otros)? ¿Qué te ayuda a responder bien?

12 thoughts on “corazones rotos

  1. Que dificil es ver a mis hijos crecer y pensar que llegarán a vivir su propia vida y a tomar propias decisiones, ahora cada día me pregunto qué pasará con ellos en el futuro y sólo oro para que Dios sea quien los guíe y los cuide, pero no había visto la otra parte, la de la mamá, el orar también para que Dios cada día me llene de sabiduría y de gracia. Me encantó gracias por compartir de tu experiencia, un abrazo!

    • Gracias por tus palabras, Dulce! Sí hay mucho difícil en dejar a nuestros hijos crecer, pero tmb hay mucha bendición para ellos y para nosotras! Igual, mucha oración necesario para los dos! Entonces, oremos una por la otra, sí?! Un abrazo para ti, amiga!

  2. Amiga te quiero muchoooooooo….
    Cada cosa que compartes, siempre tiene una aportacion a cosas que pasan a mi alrededor,
    el articulo pasado, justo hablaba con mi mama de mi abuelo que ya esta “viejito tiene 90 años…y que muestra cosas tipicas de la edad…. y de lo triste que es ver a nuestrso seres queridos, cuando tenemos recuerdos de lo vigorozos que eran en otros tiempos….
    y que ahora muestran sus temores ante el resto del tiempo que les queda,
    y lo mas triste la inseguridad de lo que le espera al final…. por que no tiene una fe bien puesta en el Dios verdadero….

    Pero este ariculo de el corazon roto….
    Asi me siento con algo que mi querido sobrino Emmanuel hizo a mi querido hermano Edgar, me da tristeza que lo que hacen nos pueda romper el corazon y sobre todo afectar a los que estamos alrededor de ellos que los amamos… Si eso siento con un sobrino me imagino lo que siente una madre, con cada cosa que un hijo hace….Dios bendiga a las mamas….
    Pero he apredido a aplicar esto que alguien me compartio una vez…QUE LO QUE CADA UNO DE NOSOSTROS HACE O DECIDE, TENDRA SUS PROPIAS CONSECUENCIAS.Y MUCHAS VECES TENDRAN QUE VIVIR CON EL RESULTADO DE SUS ACTOS… POR QUE ES UNA DECISION INDIVUAL, Y cuariosamente las consecuencias esas si pueden llegar a ser compartidas….
    Solo queda recordarles que los amamos, pero si nos DUELE lo que decidieron. y que muchas veces tambien afectan a seres queridos… QUE DIOS LOS AMA , NOSOTROS TAMBIEN, PORQUE SOMOS FAMILIA, Y que nunca es tarde para recapacitar, y tratrar de componer lo que se pueda…y mucho menos es tarde para PEDIR PERDON… para tener paz, por que una persona que no esta en paz o no tiene paz,… no esta bien…… y es facil seguir tamando malas deciciosnes….
    TQMMMMM… Y GRACIAS POR COMPARTIR TUS EXPERICENCIAS, NOS AYUDAN A VER LAS COSAS, Y SEGUR CRECIENDO.

    • TQM tmb, Mayte! Gracias por tus lindas palabras… tú sabes, escribo para mí 🙂 pero me da tanto gozo poder ser de ánimo, gracia o amor para los demás… siento mucho lo que compartes de Emmanuel… creo que es más difícil cuando tenemos grandes esperanzas de alguien, pero me ayuda recordar que cada uno es humano, frágil, y con necesidad de conocer a Dios y experimentar Su amor… incluyendo a mí misma! Gracias por visitar, leer y comentar… me hace sentir tu presencia y tu amor por mí! Un gran abrazo, amiga!

  3. Como siempre tienes palabras llenas de verdad! Que dificil es verlos crecer y que empiezan a vivir su propia vida y sus propias decisiones, con lo bueno y malo que esto implica…
    Me edifican mucho tus palabras llenas de experiencia y sabiduria de mujer de Dios.
    Gracias! Un abrazo con mucho cariÑo, como siempre! Dios los bendiga

  4. Considero que en este aspecto siempre me estoy preguntando lo mismo, pero gracia spor darme una gran respuesta, creo q mi amor de mami siempre estara ahi,, y tener siempre presente sus fortalezas y dbilidades , pidiendo a Dios por ello, y que ellos se dejen guiar por El.aludos Terry.

  5. o là là, me encanto en tema, y aunque yo no soy madre he descubierto que la relación padre e hijo es única incomparable a cualquier otra, en cierta forma el único amor incondicional que podemos encontrar en la tierra, fue fantástico descubrirlo , por que así puedo apreciar más el amor de mi madre, aunque dista mucho de ser perfecto, con este articulo me doy cuenta de que yo también le he roto el corazón, cosa que nunca había pensado, que puedo decir yo debido a mi falta de experiencia(no soy madre), solamente que de gracia recibid de gracia dad, aprender amar la autenticidad de los hijos conlleva aceptar sus debilidades.

What do you think? Qué piensas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s