lecciones aprendidas escalando un volcán

Lo pasamos increíble subiendo el volcán Iztaccihuatl el sábado. (Aquí puedes leer el blog que mi esposo escribió acerca de la leyenda del volcán.)  Fue una subida demandante a través de la nieve a más de 16,000 pies de altura. Aprendí algunas lecciones importantes de esta experiencia; no quiero olvidarlas porque creo que son muy relevantes para la vida y el liderazgo.

  • Esfuérzate más allá de la zona de comodidad

Este tipo de caminata no es una actividad diaria normal para ninguno en nuestro grupo. Fue difícil física y emocionalmente… las piernas dolieron; los pulmones  estaban adoloridos; el frio nos agobiaba; nauseas y dolor de cabeza nos tomaron por sorpresa; miedo y pánico nos atacaron; el agotamiento fue real. Sin embargo, al final, incluso aquellos que sufrieron más declararon que fue una (horriblemente) increíble experiencia.

¿No es verdad que frecuentemente alcanzamos grandes logros solamente a través de una lucha agonizante? Hay algo muy satisfactorio en esforzarte a través del desafío y lograr algo que vale la pena. ¿Dónde puedo esforzarme más allá de mi zona de comodidad a un desafío mayor… física, emocional, espiritual, relacional, intelectualmente?  

  • Prepárate y cuídate

Sin duda, una rutina de ejercicios previa, ropa de poliuretano y lana abrigadora, y botas para escalar de buena calidad hicieron la subida más fácil. Calcetines, gorros y guantes extras fueron útiles, al igual que el té de limón y las pastillas de ibuprofeno y “Excedrin”. También fue importante tomar mucha agua y ponerse varias veces protector solar durante el día. (Aprendí esta lección tan importante el año pasado – pagué el alto precio de tener músculos adoloridos por la deshidratación.)

No tiene sentido aceptar un gran desafío sin estar preparado. Fortalecerse con anticipación y planear bien significa que estoy lista para la prueba y que incluso puedo apoyar a otros. ¿De qué manera me estoy entrenando hoy para los desafíos del mañana? ¿Qué puedo hacer mejor para prepararme para el futuro?

  • Ve con otros

A lo largo del día caminamos juntos, nos reímos, tomamos fotos y alabamos a Dios por su creación. Durante toda la subida, diferentes personas batallaron seriamente con la fatiga, el frio, el temor, el mal de montaña y el dolor mientras que otros tomaron turnos para animarse unos a otros a cada paso, acompañar a aquellos que necesitaban descansar, ayudarles y protegerlos en las pendientes traicioneras, compartimos comida/medicina/ropa, y celebramos y nos gozamos en cada logro. Estaba tan orgullosa de aquellos que perseveraron cuando fue pesado y de aquellos que sirvieron a los demás cuando estaban débiles. Creamos un increíble recuerdo y “nos agarramos confianza” por todo lo que pasamos juntos.

Nunca consideraría en hacer esa subida sola; estaba tan impresionada por todo el apoyo y la camaradería que se ofreció y que ayudó a los demás a alcanzar más de lo que podrían alcanzar solos. Necesito esta clase de equipo en todas las áreas de mi vida. ¿Quién me anima? ¿Y a quiénes estoy ayudando a lograr lo que nunca podrían hacer solos?

¿Qué has aprendido de una experiencia desafiante? ¿Estás listo(a) para la siguiente? 

2 thoughts on “lecciones aprendidas escalando un volcán

  1. Esta lectura me ayudó a darme cuenta de que debo estar preparada no solo para triunfar frente a mis desafios sino para tener la fortaleza suficiente para apoyar a otros a alcanzar los suyos. Gran relexión Terry. Mi felicitación y reconocimiento a todos los que participaron en la escalada!

What do you think? Qué piensas?

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s